Categorías
Trading

Estrategia de trading basada en la gestión del riesgo

Una de las estrategias más fructíferas que hay en trading se basa en la gestión del riesgo como táctica de entrada.
[…]

Una de las estrategias más fructíferas que hay en trading se basa en la gestión del riesgo como táctica de entrada.

Pero cuidado, siendo una de las más rentables, no es tan fácil como parece su aplicación.

Tiene como principio la búsqueda de un margen adecuado de seguridad como protección.

Se entiende como «margen de seguridad» la probabilidad de que el precio no avance más y pueda estar a punto de darse la vuelta.

Todos sabemos lo que ocurre cuando buscamos un giro de mercado: estamos operando a la contra.

Y claro, el mercado solo gira una vez, todas las demás son movimientos a favor.

Quiero reflejar entonces, en este artículo, que no hay una única estrategia válida para llegar ser consistente operando en los mercados, pero sí que debería ser una sola la utilizada por el trader en sus operaciones.

El motivo es claro: cuando perfeccionas y personalizas una única técnica el rendimiento que le sacas es el máximo.

Por tanto, buscar un margen de seguridad consiste en esperar a que un mercado se encuentre agotado en sus subidas o que no pueda bajar ya mucho más.

Repito, mucho cuidado con la interpretación de esta táctica. Puede ser que el trader poco experimentado vea giros de mercado a cada momento. De hecho, los ve.

Hay que tener mucha precaución con esto pues podemos dilapidar poco a poco el capital sin que la tendencia haya rematado o alcanzado el punto de giro.

Los giros de mercado en las tendencias que más nos interesan, las que mayor capital nos van a proporcionar, no suceden de un día para otro. A veces, incluso, se toman semanas para efectuar dicho cambio.

Es verdad que puede ser excesivo para el trader que busca un beneficio rápido pero a la larga vale mucho más la seguridad. El verdadero rendimiento está en saber esperar y aguantar los tempos correctos.

Cuanto tienes cierta experiencia resulta relativamente sencillo intuir el punto de giro más probable de un mercado.

Cuidado, no estoy hablando de precisión. El trader no debe buscar precisión. Si entra en el momento justo, perfecto, pero no debe ser este su objetivo principal.

Por tanto, tenemos 2 bazas a nuestro favor:

  • El margen de seguridad que nos proporciona un mercado maduro o que ha caído mucho.
  • Un stoploss alejado que nos permitirá no preocuparnos por buscar una entrada precisa, con lo que la operación quedará cubierta en la mayoría de los retrocesos.

Cuando se atisba un giro de mercado hay señales tanto macro como técnicas.

  • Un hombro-cabeza-hombro, un doble pie o un doble techo…
  • Una subida o bajada de tipos, una inyección de capital…

Son señales que se han repetido en el tiempo, más lo que realmente es válido es su combinación con el ambiente reinante del mercado en el momento presente de efectuar la operación.

Entonces, estas figuras permiten que el trader pueda tomarse su tiempo para abrir posiciones.

No es necesario, para nada, observar continuamente los gráficos ni los datos económicos.

Únicamente se le requiere estar convencido de la ocasión que se le presenta, y aguantarla pese al tiempo que pueda pasar antes de que la cotización «explote» a su favor.

El tiempo, el margen de seguridad, el stop alejado y la paciencia posibilitarán que el trader pueda ir acumulando posiciones en cada recorte de la cotización.

Sabe que alguno de los stops saltarán, quizá no, depende del margen de seguridad, pero dicho margen y dicho stop alejado le ponen en ventaja.

Incluso, aunque no se debe hacer, podría hasta operar sin stops. Pero para esto debe haber una situación con un margen de seguridad muy grande.

Por ejemplo cuando las acciones del Santander, en plena virulencia de la crisis, cotizaban en los 5€. Claro que, hay que tenerlos muy bien puestos para abrir una operación alcista en pleno pánico bajista.

Los mejores traders operan aislados de rumores y ambientes contradictorios propiciados por los periódicos económicos sensacionalistas y por los comentarios en las redes sociales.

Si el trader no es capaz de aislarse mentalmente de tanto bombardeo de noticias a favor de ambos bandos, mejor le será utilizar únicamente los gráficos en escalas temporales amplias, pues sino será claramente influenciable y esto quedará reflejado en su cuenta de resultados.

Así que el trader debe tener clara su estrategia operativa, y si es una sola mejor. Cuanto más simple sea, más fácil le será mantenerla y hacer oídos sordos a los rumores perturbadores del mercado.

Por Pena de la Ghetto

Trader independiente