Esta es una de las figuras de giro de mercado más bajistas que existe, y se está formando en el S&P500. La cotización, ahora mismo, está rebotando en el punto de ruptura o soporte. Si lo traspasa la proyección nos llevará a codear con los 2.000 puntos en los próximos meses (ver gráfico)