¿Eres trader o inversor?

Debes diferenciar entre trader e inversor.

El inversor opera normalmente a largo plazo y muy diversificado para minimizar el riesgo.

Minimizar el riesgo es equivalente a minimizar la rentabilidad.

Por tanto, a menor riesgo mayor seguridad, y por añadidura, menor rentabilidad.

El inversor nunca pone todos los huevos en la misma cesta.

Trader es igual a especulador.

El trader sí pone todos los huevos en la misma cesta.

Trata de maximizar al máximo la rentabilidad, pero cuidado, aunque no diversifica sí controla el riesgo que le supone operar apalancado.

Ese apalancamiento está regido por la cantidad total de dinero que tiene en su cuenta, de manera que la distancia del punto de entrada al punto de stop marca con cuantos lotes tiene que entrar.

En cuanto al stoploss, este siempre está por debajo del umbral del 1% por operación.

Y aunque suele hacer las operaciones de una en una, no duda en abrir otra nueva a la par si la oportunidad es evidente.
Esto no quiere decir (aunque sea así) que de esta manera su riesgo sube al 2% sino que al ser tomada cada operación de forma individual lo único que hace es una diversificación aparente, un sucedáneo de diversificación, que lo único que puede hacer en bajar la posible rentabilidad obtenida pero nunca aumentar el riesgo.

Pero la mayor diferencia está en la rentabilidad obtenida:

así como es raro ver superar a un inversor el 25% anual de rentabilidad, al trader si es frecuente verle codeándose con rentabilidades que se expresan por cientos o por miles.