La importancia de no sobreoperar en intradía

En intradía, a la hora de entrar, el error debe de ser mínimo.

Una vez que estás vigilando al mercado sueles querer entrar en todas aquellas oportunidades en las que ves, o aparentas ver, una señal de entrada.

Operar de esta manera suele llevar a la sobreoperación, y aunque abras posiciones con el número adecuado de lotes y pongas el stop correctamente, una acumulación de demasiadas pequeñas pérdidas, al final, acaban logrando el mismo resultado que una gran pérdida, sobre todo si aun no eres capaz de dejar correr las ganancias lo suficiente como para paliar todas las operaciones negativas y sacar un resultado global positivo.

Así que conviene desarrollar una estrategia de entrada y hacerlo únicamente cuando se den las reglas que has elegido porque sino el mercado se encargará de tenderte todas las trampas posibles para “arrancarte” el máximo dinero posible de tu cuenta.