En busca de la rutina

Si hay algún bien que de verdad debemos apreciar ese es el tiempo. No somos eternos por lo que el tiempo pasa a ser nuestro mejor activo.

Y como lo aprovechemos vendrá a determinar nuestros logros en el futuro. No se trata de trabajar más horas sino de hacer efectivas esas horas.

Hay quién trabaja 12 horas al día pero, de tiempo efectivo, sólo emplea 3.

Y hay quién trabaja 4 horas al día empleando de tiempo efectivo 3.

La diferencia es brutal. La segunda persona dispondrá de mucho más tiempo para otros quehaceres.

En el trading esto es aun más evidente. La falta de rutina hace que nos pasemos horas y horas delante de la pantalla sin lograr ningún avance.

Tienes que tener muy claro en tu rutina lo que vas a hacer cada día. No vale la improvisación.  De ello depende que tu tiempo efectivo sea de calidad.

La distracción es con diferencia, uno de los peores males del trader y la fuerza de voluntad uno de sus mejores aliados.

Primeramente debes establecer las horas diarias que le vas a dedicar al trading y dentro de esas horas tendrás que establecer un tiempo para cada una de estas tareas:

– Aseo, desayuno, comida y cena (la alimentación y cuidado del cuerpo es fundamental para el trader. Es un profesional de élite y tendrá costumbres y la disciplina que también tienen los deportistas de élite. Esta es una profesión muy exigente tanto en el aspecto emocional como físico).

– Ejercicio (mens sana in corpore sano)

– Consulta de operaciones abiertas y posibles oportunidades intradía

– Lectura de noticias (para buscar algún catalizador que pueda mover los mercados)

– Operativa y meditación ( la tarea que más tiempo se llevará)

– Streching (durante la jornada de trading)

– Lectura (se seleccionará para leer exclusivamente en el tiempo asignado para ello)

– Investigacion (imposible citar todos los aspectos, materias, herramientas, técnicas y demás sobre las que tiene que trabajar un trader)

– Repaso de operaciones cerradas (en busca de puntos fuertes y débiles)

– Ocio (hay que saber desconectar). No todo es trading

– Descanso (hay que tener la máquina perfectamente engrasada para que rinda al máximo nivel. El mercado así lo exige y tu cuenta notará si has descansado lo suficiente o no.

Ten en cuenta que el trading es un gran árbol con una buena cantidad de ramas. Y recuerda también que tiene que ser tu filosofía de vida. Obtienes mayores resultados en aquello a lo que más tiempo efectivo le dedicas.