El trading y la cantidad de capital

Desgraciadamente, para operar con garantías es necesario tener capital.

Operar divisas, índices o materias primas no es lo mismo que operar con acciones al contado.

Para comprar acciones sólo tienes que depositar la suma que estimes conveniente y listo, a esperar que suba la cotización. Mientras no vendas no pierdes.

Pero las divisas o materias primas, por ejemplo, ya es otro cantar. No puedes depositar el dinero y hacer lo mismo que con las acciones. Si lo haces así, o sea, si empleas todo el capital disponible corres la mala suerte de quedarte sin nada, ya no digo en horas sino en minutos.

Es por ello que para «tradearlas» necesitas establecer un porcentaje de pérdidas para cada operación.

Es decir, si dispones de 10.000€ y arriesgas el 0,5% por operación, entonces sabes que tu stop está en los 50€.

Si, es cierto, puedes arriesgar el 5% en vez del 0,5%, o sea, 500€, pero la experiencia me dice que no va a ser muy buena idea.

Con 20 operaciones negativas estás «out»

Te parecerá muy difícil fallar 20 operaciones seguidas, pero no te lo creas, es bastante frecuente. Y si no te quedas sin capital tras las 20 operaciones, porque has cosechado alguna ganancia, pues te quedarás a las 30.

Por lo tanto, necesitas capital para operar con garantías. Y no sólo con las garantías de no perder tu capital rápidamente sino porque si operas muy justo de dinero tendrás que situar los stops muy cerca del punto de entrada, y esto, como comprenderás, es mortal de necesidad.

Fijémonos en el siguiente gráfico semanal del EURUSD

La cotización vigente en el gráfico está en 1,1003.

Si queremos entrar al alza y deseamos situar nuestro stoploss en 1,0839, bastante cerca por cierto para ser un gráfico semanal, queriendo entrar con 1 lote, esto supondrá arriesgar la cifra de 1.685€.

O sea, con que salte el stop habremos perdido esa cantidad.

Además, es fácil calcular que si arriesgamos el 0,5 % de nuestro capital total, estaremos hablando de un capital inicial de 337.000€, para esta operación.

Entonces se nos plantean 3 opciones para operar con garantías sin perder todo nuestro capital en unas cuantas operaciones:

  1. Tener el capital suficiente.
    Y si no lo tenemos…
  2. Bajarnos a un espacio temporal o time frame más bajo (corriendo el peligro de que los movimientos en zigzag, mucho más bruscos cuando menor es, nos expulsen del mercado una y otra vez).
  3. Operar con fracciones del lote. El mínimo está en 0,01

Así que ya sabemos, una vez establecida la cantidad de dinero que nos podemos permitir perder por operación, según el capital total que dispongamos, esto determinará en que Time Frame podremos operar y a que distancia máxima podremos poner el stoploss.

Así que, lo dicho, a menor capital mayor probabilidad de fracaso por no poder recurrir a la estrategia adecuada.

Y resumiendo. Habrá que hilar muy muy fino para operar con éxito partiendo de un capital total pequeño.