El trading es tan simple como…

El trading es tan “simple” como gestionar el capital total arriesgando en cada operación un muy pequeño porcentaje, abrir la posición, situar el stoploss y dejar correr. Si va en nuestra contra el stop cortará las pérdidas, si va a favor hay que dejar correr las ganancias.

Finalmente, y sin aumentar el riesgo, según aumenta el capital hay que aumentar el número de lotes para apalancar nuestra posición pero sin, repito, incrementar el riesgo.

NOTA: es tontería intentar averiguar el principio y final de una tendencia o intentar aprovecharse de sus movimientos intermedios al alza y a la baja. Lo único realmente importante es “engancharse a ella”.