Las ganancias comienzan en el momento en que te desapegas del dinero

El tiempo de espera cuando una operación está en beneficios es tan vital como desesperante. El deseo de materializar los beneficios y verlos reflejados como un aumento del importe total de la cuenta juega un papel muy importante de cara al éxito de un trader.

Este no sólo deberá luchar contra los mercados sino, más importante aun, contra si mismo.

Cada retroceso de los beneficios es un paso más hacia el impulso de cerrar la operación. Tiene miedo a perder lo acumulado. Es ahí donde entra en juego la fortaleza mental de un trader, en poder más que su propia psique.

Se ve la diferencia principalmente cuando operas en Simulado. Todo parece más fácil y seguramente seas capaz de hacer las cosas correctamente, pero cuando te enfrentas al real y el dinero que está en juego es el tuyo…la cosa cambia y mucho.

Los mecanismos de protección psicológicos te empiezan a dar muy malas pasadas. Eres capaz de cortar pérdidas porque un stoploss lo hace mecánica y automáticamente pero contra “dejar correr las ganancias” no tienes ninguna protección y si la empleas (Break Even, Trailing Stop) el mercado se encargará de que esos beneficios de cada una de tus operaciones sean lo suficientemente pequeños como para que tu cuenta siga siendo bajista-neutral.