El sexto sentido del trader

Decía que el domino del trading viene de la consecuencia de operar en presente horas y horas. Esa operativa, esa experiencia se va acumulando poco a poco en el cerebro del especulador.

Se ha descubierto que los meteorólogos estadounidenses tienen una región de su cerebro más desarrollada producto de su trabajo de tratar de adivinar el tiempo futuro. En otras profesiones sucede lo mismo y el cerebro, al igual que el músculo de un culturista, tiende a “muscular” aquellas zonas o áreas más utilizadas.

Y es por esto que no me extrañaría que los traders tuviésemos algún área desarrollada en nuestro cerebro fruto de ver gráficos y más gráficos diariamente.

Muchas veces percibes un suceso pero no haces nada para evitarlo o aprovecharte de él.

El trader debe aprender a escuchar a su cerebro. ¿Cuantas veces has tenido la intuición de que tal o cual movimiento se iba a producir pero no has entrado y luego te has lamentado?.

Esa es la intuición, el sexto sentido. Pero no tienes que buscarla, ella viene a ti. Es como algo que te golpea fuertemente y te dice: “va a suceder, va a suceder”, y sucede, pero la lógica o la razón te ha llevado a que no te aproveches de ello.

La intuición tiene un gran poder cuando se sabe hacer uso de ella. Es un estado superior de nuestro cerebro.

No sabemos como funciona este, aun estamos en los albores …y gracias, porque tal y como manipulamos todo (genética por ejemplo) sabe Dios lo que se podrá hacer cuando tengamos capacidad de modificar los procesos cerebrales. Para muestra un botón…

Pero sin salirnos del tema, el estar machacando los gráficos día tras día da una experiencia tal que llega un momento en que todo lo haces automático, al estilo de los deportistas que dicen “estar en la zona”.

La intuición es como tener todos tus sentidos en máxima alerta mandando señales que interpreta el cerebro mucho antes de que des cuenta o realmente suceda.

Lo que quiero decir lo describe mejor este extracto del Libro de los Cinco Anillos:

Por muchos adversarios que venzas si haces algo en contra del entrenamiento no estarás en la verdadera vía. Esto es algo que exige total consideración. Con 1.000 días de práctica para el entrenamiento y 10.000 días de práctica para refinarlo. Entrenándote y depurando la técnica día y noche con la determinación de llegar posteriormente a su perfección. Luego de perfeccionada uno llega a una libertad excepcional, logra maravillas y llega a estar dotado de poderes inconcebibles de penetración. Es como se cumple así la ley cósmica.