El precio objetivo

Es muy común en los traders establecer un precio objetivo a sus operaciones.
[...]

Es muy común en los traders establecer un precio objetivo a sus operaciones.

Si tu eres de esos, haz un examen de conciencia y pregúntate sinceramente si estás ganando dinero o si tu cuenta se mantiene lateral o hacia abajo.

La culpa de ello la tienen los que nos dicen que entremos cuando la operación arroje un margen de probabilidad de 3 a 1. Vamos, intentan hacer que veas el futuro.

Veamos:

– De todas las operaciones que hagas, no todas van a alcanzar ese objetivo de 3 a 1.

– De las que lo hagan, seguramente en todas y una vez hayas cerrado, la cotización se seguirá moviendo a tu favor.

– La mayoría de ellas se podrán en positivo pero se darán la vuelta hasta alcanzar tu stoploss.

– Otras tantas ni siquiera se pondrán en positivo e, igualmente, harán saltar tu stop.

– La sobreoperación hará el resto.

– Las ganancias de las operaciones en las que alcances el objetivo no bastarán para cubrir tus pérdidas.

Por tanto, creo que la conclusión queda muy clara: no puedes ser consistente, o lo que es lo mismo, no puedes vivir del trading desde el primer momento en que estableces un objetivo para tus ganancias.

Date cuenta, estás limitando tus pérdidas (si usas stop) y estás limitando tus ganancias. Esto quiere decir claramente que tu saldo se mantendrá lateral aunque la sobreoperación o pérdida de disciplina puede hacerla lateral- bajista hasta que desaparezca.

Por consiguiente, la única manera de hacer crecer una cuenta de trading es cortando pérdidas y dejando correr beneficios.

Pero claro, me dirás: _¡En algún lugar tendrás que cerrar!.

Por supuesto.

Pero no lo tengo establecido antes de abrir una operación.

Calculo las probabilidades, en base al análisis técnico y macro, que puedo tener de éxito cuando abro una operación pero no se hasta donde ni cuanto tiempo la voy a mantener abierta.

Date cuenta que el mercado está cambiando a cada minuto, y lo que ahora parece verde dentro de un rato puede parecer negro.

Así que, una vez abierta una operación tienes que fluir con el mercado, sentirlo, y según los acontecimientos seguir con ella abierta hasta que cambien las condiciones por las cuales la has abierto, y si cambian cerrar rápido y tomar la posición contraria o mantenerse fuera del mercado hasta que aparezca otra nueva oportunidad.

 

El Trading en el mercado de divisas o derivados financieros supone un alto nivel de riesgo y puede no ser adecuado para todos, no invierta capital que no pueda permitirse perder. El contenido de esta web y los servicios que se ofrecen no pretenden ser, no son y no pueden considerarse en ningún caso, asesoramiento en materia de inversión ni de ningún otro tipo de asesoramiento financiero, ni puede servir de base para ningún contrato, compromiso o decisión de ningún tipo.