El poder del apalancamiento

Cuando empiezas, con una cuenta de 1.000 euros, quieres ganar por lo menos, otros 1.000 al mes, y ya yendo más lejos, vivir del trading.

Todo tiene su período, todo tiene su ritmo. Lo único que conseguirás con esa cuenta, sino la pierdes en un par de horas y tras mucha, muchísima práctica, será mantenerla neutra (más o menos rondando el mismo saldo), y muchas más horas de dedicación después lograr que la curva de resultados comience a ascender lentamente.

Ten algo muy en cuenta: “Dinero atrae dinero” es una realidad en el trading, pero sólo cuando adquieres la debida experiencia.

Mientras tanto, con esa cuenta de 1.000 euros “date con un canto en el pecho” si eres capaz de lograr unos eurillos o mantenerla en el tiempo sin pérdidas ni ganancias.

Pero esto que parece un poco frustrante es el comienzo de algo mejor, es el principio hacia la consistencia, es el camino hacia tu objetivo de vivir del trading.

Esos 1.000 euros de tu cuenta no te permitirán apenas entrar con un mini-lote pero si te permitirán ir cogiendo experiencia muy poco a poco hasta que el lento crecimiento de tu cuenta te permita, mucho tiempo después, ir aumentando el número de lotes con los que operas.

Es a partir de aquí desde donde comenzarás a notar el verdadero poder del apalancamiento. Mínimo riesgo/máximo apalancamiento.

Ya no operarás con un minilote, sino con 2 y con 3… y así sucesivamente.

Entonces, el crecimiento de tu cuenta será exponencial, en escalera, retrocediendo un peldaño para subir 3. Es ahí, en el aumento controlado del número de lotes donde está el verdadero poder, donde tendrás la posibilidad de hacer grandes sumas de dinero en poco tiempo.

Pero hasta llegar ahí tendrás que pasar por un duro proceso de transformación mental, y es que todo está en tu mente. El trading es muy sencillo, lo realmente complicado es seleccionar las reglas fundamentales y más duro aun seguirlas sin saltar la disciplina.

Pero todo es posible, sólo tienes que creértelo.