El poder de las “rayas”

Desde el momento que entiendes (que cuesta muchísimo entenderlo) que el trading es más cuestión de práctica que de reglas fijas, justo ahí, todo ese mar de indicadores, medias móviles, osciladores, etc, etc, deja de tener sentido para ti y de la noche a la mañana el gráfico amanece limpio y decides de una vez por todas fijarte sólo en el precio.

Se acabaron los backtesting, se acabaron los sistemas automáticos, se acabó la sobreoptimización, se acabó la búsqueda de la señal ideal, de la entrada perfecta…Y, por supuesto donde se cierran puertas siempre se abren otras.

Llega el momento de dejar paso a lo simple, de entender que no son los sistemas complicados los que te darán el dinero sino el simplismo. Cuantos menos parámetros menos lugar a la diferencia de criterios que te confunden a la hora de decidir.

Las puras rayas de siempre, las que trazaban nuestros “abuelos traders” antes de empezar la moda de las computadoras y con ellas la ilusión de encontrar la Piedra Filosofal.

No entiendes por qué la cotización se para en esa raya trazada pero lo hace, ¿quizá porque hay muchos operadores fijándose en ella a la vez? ¿quizá porque todos esos operadores están tomándola como referencia? ¿quizá porque el mercado es la suma de los pensamientos de todas las mentes? ¿quizá porque el mercado es por eso pura psicología?

No lo se, pero funciona. Los mercados financieros sufren de todo menos de azar.

¿Por qué muchas veces el precio se para en los números redondos?

el análisis técnico no es azar

 

¿Por qué respeta los puntos de soportes o resistencias?

soportes y resistencias

Es tu propia interpretación de los mercados/gráficos lo que determinará tu éxito como especulador.

Y esto es lo bonito del trading, saber desplegar todo tu arte adquirido a base de práctica, sobre el gráfico, porque el trading es eso, UN ARTE, y no una ciencia exacta.

Es necesario que así lo entiendas si no quieres pasarte el resto de tu vida buscando el sistema mágico que te haga rico.

Pero cuidado, no te hagas ilusiones aun. Esta es la parte etérea del trading, la otra, la terrenal, que va de la mano de la parte práctica, es la importantísima gestión del dinero.