El número de mercados en los que operas influye en tu rentabilidad final

En alguno de mis post he hecho referencia alguna vez a traders que habían llegado a lo más alto operando únicamente en un sólo mercado. Lo estudiaban, trataban de conocer sus puntos débiles y fuertes y ese conocimiento acaba contribuyendo a la expansión de su cuenta.

Tomando una variante del tema y teniendo en cuenta que a todo trader le gusta abarcar cuantos más mercados mejor, sin tener en cuenta que más puede ser menos, surge lo siguiente:

– cada trader tiene su sistema y ese sistema es válido solamente si a la larga hace que la curva de su cuenta aumente. Si no lo hace, evidentemente es que algo no funciona en alguna parte de ese sistema.

– tratar de abarcar más mercados, también lógicamente, puede suponer más oportunidades de ganar más dinero. Lo malo es que el trading es de todo menos lógico.

– lo que me vale a mi puede no valerle a otro trader y viceversa.

– mis resultados como trader comenzaron a mejorar cuando me limité a seguir los mínimos mercados posibles. Me di cuenta de que el cerebro humano, el mío por lo menos, no era capaz de procesar la gran cantidad de información que puede generar el seguimiento de un número demasiado numeroso de mercados.

– seguir un número determinado de mercados no quiere decir que vayamos a operar en todos a la vez. Aun así sigo afirmando que extralimitarse en el seguimiento de mercados puede ser contraproducente porque lleva a la temida sobreoperación.

– el trader intradía necesita acción y ver que ha hecho múltiples operaciones en el día, pero pienso que ese exceso de operaciones es una de las causas que provocan que no ganen dinero consistentemente. Para un trader activo esperar mucho más tiempo del necesario por la operación adecuada puede ser signo de aburrimiento total, pero es que el buen trading trata de esperar a esa operación que tenga las mayores probabilidades de darle una buena rentabilidad. Véase que digo darle una buena rentabilidad y no darle un acierto en la entrada.

Esta afirmación por mi parte sólo será válida si la cuenta del trader aun no arroja beneficios consistentes. A cada uno le conviene hacer acto de humildad y cotejar su cuenta. Imprimir el historial de operaciones cada x tiempo es un acto insustituible que le dirá al trader en que punto puede estar fallando su trading.

– dicho lo anterior también cabe decir que operar en varios mercados a la vez significa hacer una diversificación de oportunidades. Si es así el trader debería saber que la buena diversificación consiste en dividir la cantidad a aportar para cada mercado en el que ha abierto una operación, siempre a partes iguales.

– creo que la diversificación y el trading intradía están reñidos o indicados para traders especialmente meticulosos, lo cual no suele coincidir con la personalidad del trader típico intradiario.

– por tanto, y si consideramos que el buen trader es aquel que atiende un pequeño número de mercados, aunque estos contemplan todo el ámbito mundial: llámese mercados bursátiles, de divisas y de materias primas, decir que una vez identificada (bien por análisis técnico o por fundamental) una oportunidad clara a largo plazo pienso que debería ser aprovechada por el trader con todo su potencial sin dividir el capital aunque viese otras posibles oportunidades (esta opinión, aunque por muchos no sea compartida, aumentaría el riesgo de disminuir el porcentaje de rentabilidad de su cuenta en vez de aumentarlo) hasta que el recorrido de dicha oportunidad finalizara.

– así que, como he dicho en el párrafo anterior, una vez identificada la tendencia en un mercado, no merece la pena inmiscuirnos en otros mercados diferentes, por muy aburrido que nos resulte el no hacerlo, ya que el máximo de rentabilidad posible vendrá de operar sólo en ese mercado en el que la tendencia es clara.
No le veo sentido perder el tiempo buscando otras oportunidades diferentes cuando tenemos una buena delante de las narices que nos va hacer ganar mucho dinero, como toda buena tendencia, aunque no entremos en el mejor momento de la misma.

Es esto último por lo que se caracteriza una tendencia, por ganar dinero entres donde entres, (salvo únicamente en el giro del mercado), ya que cada entrada será superada si hemos abierto la operación en la dirección adecuada.

¿Te sientes mal por haber ganado mucho dinero operando en un sólo mercado? ¿Crees que serás menos trader por hacerlo así?.

Si piensas de esta manera no te auguro mucho futuro como trader. Son pequeños pero grandes detalles o manías psicológicas que marcan la diferencia.

Al fin y al cabo lo que acaba contando, como siempre, es el resultado, y no las formas.

Por esta regla de tres, los que ganan dinero operando en el tan de moda trading de alta frecuencia (que saben que no son ni se les considera traders ni nada y que ganan el dinero de la manera que la ganan) no operarían más por la forma en que consiguen las rentabilidades, pero cuando ven la cuenta al final de la jornada, ¿qué más les da como han conseguido el dinero? Mientras se lo permitan…

“El  trading es sencillo, somos nosotros los que nos empeñamos en complicarlo”