El largo proceso hasta vivir del trading

Siempre estoy comentando que el destino final, el primer mandamiento, el objetivo principal de un trader que quiera llegar a vivir del trading es ser consciente de que es vital ir aumentando progresivamente el número de lotes o contratos con los que opera pero sin aumentar el riesgo.

Sin aumentar el riesgo significa, no ir añadiendo lotes al libre albedrío de cada uno sino lo que el sistema de gestión del dinero te indique previamente.

Por supuesto que a más capital con más número de lotes podremos abrir la posición y a menos capital menor número de lotes.

A parte de esto, la situación del stop influye de manera importante en la cantidad de lotes con los que nos posicionamos de manera que cuanto más próximo esté el stop del punto de entrada con más lotes podremos abrir y cuanto más lejano, será con menos lotes.

Con esto que te estoy diciendo que tienes que darte cuenta que el stop nunca estará a la misma distancia, todo depende de la situación cambiante del mercado y de tu observación y pericia personal. No hay regla fija, por eso,y dependiendo de donde sitúes el stop, el número de lotes variará aunque tengas la misma cantidad de capital en cuenta.

Pues bien, es cierto que si la primera misión de un trader es aumentar el número de lotes, sí o sí, deberá destinar una parte de las ganancias a ello.

No puedes pretender comenzar con una cuenta de 10.000 €, por ejemplo, y con eso vivir toda la vida del trading. Ni el más famoso trader de la historia sería capaz de ello.

Esto no funciona así.

Al principio, y dependiendo de tu capital inicial en cuenta ganarás más o menos (contando de que ganes. Estoy hablando ya de una vez que tienes ganancias consistentes sea la cantidad de dinero total en cuenta que sea).

Por tanto, hazte una idea de que durante un período bastante largo de tiempo (estoy hablando de años) tendrás que tener un remanente, unos ahorros, una fuente de ingresos paralela, que te permita pagar tu aprendizaje primero y que luego te permita vivir mientras tus ingresos por el trading no sean suficientes.

Así que primeramente, que quede claro que cualquier trader tendrá que tener unos ahorros que le permitan vivir sin trabajar mientras no es capaz de ganar el dinero suficiente como para vivir del trading.

Yo en su tiempo di el salto (contaba con unos ahorros y unos ingresos mensuales para ir tirando) y me dediqué al trading a jornada completa. Sabía que si a jornada completa me llevaría unos 5 años, a media jornada las cuentas me decían que 10, por lo que me arriesgué.

No quería arrepentirme de no haberlo intentado una vez ya mayor en la silla de ruedas del asilo. Sólo se vive una vez, si te acomodas se te pasa la vida sin hacer lo que deseas, viviendo la vida de otros y sin vivir la tuya. Esto es una aventura, no vas a estar aquí para siempre. Esto fue lo que me dije.

La verdad es que tienes que actuar como si estuvieses loco sino no das el paso nunca.

Pues bien, volviendo a lo que nos atañe. Necesitas de unos ahorros que te permitan vivir sin trabajar mientras no eres capaz de vivir del trading, y por supuesto, una mujer que lo entienda. La mía lo hizo, es más, fue la que me apoyó a muerte. Muy importante esto.

Y cuando ya ganas dinero de manera consistente tienes 2 opciones:

Primera: si ganas 200 € al mes, la verdad es que aun no podrás vivir de ello. Así que o dejas todo ese dinero en la cuenta de manera que se va incrementando poco a poco o quitas una pequeña parte para ir ahorrando algo. Pero bueno, si tienes los ahorros suficientes para vivir no merece la pena ir quitando 50 “eurillos”.

Segunda: no quitar ni un euro de la cuenta hasta que ganes lo suficiente. De nuevo necesitarás unos ahorros.
Cada cual necesita unos ingresos distintos para vivir. A unos les llega con 1.000 euros y otros necesitan 5.000. Lo que necesites para vivir mes a mes marcará hasta donde tienes margen para no sacar dinero de la cuenta de trading.

Si logras ganar 2.000 euros al mes, puedes quitar, por ejemplo 1.500 para vivir y dejar 500 para seguir aumentando la cuenta.

Tienes que pensar en que llegará un momento en que ya no necesitarás incrementar dicha cuenta, salvo en ocasiones puntuales, y ya todo será dinero limpio sin añadir nada a la cuenta de trading, “a no ser que quieras hacer saltar la Libra como Soros”.
Primeramente, tienes que tener claros tus objetivos.

O haces que tu cuenta de trading crezca para poder ganar el dinero suficiente como para pagar tus gastos, vivir, e ir cada vez incrementándola más u olvídate de este sueño.

Si tratas de operar siempre con una cantidad total fija, más de lo mismo, estás perdiendo el tiempo, no lo conseguirás.