Categorías
Trading

El Ego te traiciona a la hora de dejar correr las ganancias

La espera es vital a la hora de recoger las ganancias.
[…]

La espera es vital a la hora de recoger las ganancias.

Recuerda la época de aprendiz cuando no ponías stop-loss. Aunque estuvieses operando intradía (abrir y cerrar la posición en la misma jornada), si veías números rojos aguantabas incluso días esperando a que se recuperasen esas pérdidas.

En ganancias, el espíritu tiene que ser el mismo, aguantarlas más de lo que esperas.

Piensa un poco, si cierras cuando llegas a un punto que has elegido, es cierto, saldrás con una ganancia y tu EGO te lo agradecerá, pero estarás renunciando a conseguir más. Los soportes y las resistencias están para romperse. No las interpretes como una barrera.

Empleando está técnica de dejar correr las ganancias como lo hacías con las pérdidas, conlleva mucha carga psicológica negativa. Quiero decir que te encontrarás que muchas operaciones que tenías en positivo se convertirán en operaciones que se dan la vuelta y acaban haciendo saltar el stop.

Cada vez que sucede esto, que suele ser en bastantes ocasiones, tu psique recibe un golpe. Y así continuamente hasta que no lo soportas más y das la técnica por inútil.

Pero volviendo a tus inicios en el trading, observando si puedes tu historial, verás que si no eres un trader consistente te caracterizarás por tener muchas operaciones con pequeñas ganancias y pocas con grandes pérdidas que, al fin y al cabo son las que te acaban destrozando la cuenta.

La fiabilidad a la hora de acertar es importante, desde luego, por eso recomiendo usar una sola técnica de entrada, o por lo menos estar lo más seguro posible a la hora de abrir una operación para evitar la sobreoperación, pero más lo es dejar correr las ganancias cuando estás en lo cierto.

El trader debe prepararse mentalmente para ser capaz de aguantar muchas operaciones con pequeñas pérdidas, incluso seguidas, esperando a la operación que nos va a dar las ganancias suficientes como para eliminar todas esas pérdidas acumuladas y aun encima, dejar la cuenta en positivo, que es de lo que se trata.

El trading no es acertar en todas las operaciones que hagas sino que la diferencia entre las pérdidas y las ganancias sea positiva.

Puedes ser un trader consistente incluso con un porcentaje de acierto muy bajo, donde está la diferencia entre un trader ganador y otro perdedor está en hasta donde y cuanto tiempo es capaz de dejar correr la operación sin precipitarse a cerrar en cada disminución de los beneficios y en la capacidad de soportar muchas pérdidas pequeñas esperando la «gran» operación.

Es muy difícil sobrevivir a la desesperación que provoca la acumulación de una pérdida tras otra sin abandonar.

Es más, sólo lograrás hacerlo cuando sientas desapego por el dinero, cuando le pierdas el respeto.

Por Pena de la Ghetto

Trader independiente