Categorías
Trading

El dilema de la apertura de operaciones en el mercado

Cansado de leer fuentes con tiempos verbales en pasado llega un momento en que me centro básicamente en interpretar el mercado en base a gráficos.
[…]

Cansado de leer fuentes con tiempos verbales en pasado llega un momento en que me centro básicamente en interpretar el mercado en base a gráficos.

Se nota el salto del bullicio a la tranquilidad.

Se nota la falta de adrenalina que te inyecta el rumor pero el salto de calidad es evidente. Se nota la profesionalidad. Se nota la esencia. Se nota la diferencia.

Llegados a este punto surge un dilema al trader como en otras muchísimas ocasiones en las que el propio trading te obliga a elegir uno entre varios caminos posibles.

Todo el período de formación es así. Al final sólo te puedes quedar con una opción en cada una de las etapas que vas superando.

Unas veces es más fácil, otras más difícil.

Unas veces se resuelve la incógnita rápidamente, otras se toma bastante tiempo.

Y a la hora de «disparar», a la hora de abrir posiciones, el % de acierto va tomando cada vez mayor relevancia.

  • Si utilizas una sola señal de entrada, y esa señal tiene un buen porcentaje de acierto llegarás a ser consistente. Discurrirá bastante tiempo entre operaciones, operarás poco pero serás consistente siempre que desarrolles la paciencia necesaria para mantener la férrea disciplina que supone esperar por una única señal. Eso si, de esta manera no busques un % de acierto del 100% porque nunca lo tendrás aunque bastará mantener las pérdidas pequeñas y dejar correr las ganancias.
  • Si abres tus operaciones teniendo en cuenta más de una señal tendras que hallar la media para averiguar tu porcentaje de acierto real. Operarás con más frecuencia porque entran en juego mayor número de señales diferentes pero el porcentaje global de acierto será menor y será dudosa la consistencia.
  • Y si te basas en tu experiencia para operar sin discriminar ninguna forma de señal que pueda arrojar el mercado, entonces podrás optar al 100% de acierto. Algo realmente utópico pero que está ahí, es indiscutible pero tendrás que tener muy en cuenta que la línea que divide la perfección de la sobreoperación es extremadamente delgada. Esta es la técnica más discreccional de todas.

Respecto a este último punto comentar una anécdota que le escuché a un veterano jugador de golf.

Se refería a que no siempre, no todas las veces que jugaba le funcionaba lo mismo. Generalmente se quedaba con un par de cosas. Le funcionaban ese día e incidía en ellas en las siguientes partidas hasta que otras tomaban relevo.

Así sucesivamente.

Así tal cual sucede en el mercado.

No siempre funciona lo mismo.

El mercado es cambiante y el trader tiene que estar adaptando continuamente su técnica como un camaleón.

De hecho hay relatos respecto a lo dicho. Los sistemas de trading funcionan durante un determinado tiempo, después dejan de hacerlo.

Esto es más evidente conforme más traders utilizan la misma técnica.

Por Pena de la Ghetto

Trader independiente