El día en el que el trading se volvió probabilidad

El día en que mi trading se volvió probabilidad este dio un salto cualitativo y cuantitativo.

El trading está constituido por un conjunto de etapas que tienes que pasar si o si para poco a poco ir avanzando por el camino correcto.
Hay traders a los que les lleva más tiempo pasar una etapa que otra. La dedicación y el proceso de maduración al que se deje someter tu cerebro determinará la velocidad de la quema de fases hacia la consistencia.

En mi caso en concreto, llegar a esta fase, me supuso mucho tiempo, demasiado diría yo. Lo había leído muchas veces, pero eso no importa, tienes que asimilarlo tu mismo.

Cuando pasas de una fase a otra te das perfectamente cuenta, es la misma sensación que cuando tienes una idea, de repente alumbra una bombilla en tu cabeza y sabes que has pasado de nivel y que empieza otro, quizá más difícil.

El día en que yo me di realmente cuenta de que el trading «funcionaba» por probabilidades, ese día dejé atrás la etapa de buscador de piedra filosofal.  Ese día fui muy feliz, ahí me di de cuenta que lo conseguiría.

El sesgo inicial de cualquier trader es la búsqueda de una técnica que le de siempre el 100% de aciertos. Aunque encuentre una que le de el 65% en porcentaje de acierto, cuando lo traslada a su operativa en real, si coincide que tiene una racha de 2 ó 3 fallos consecutivos acaba desechando dicha técnica y comienza de nuevo la búsqueda incesante del Arca Sagrado.

En esta fase puedes estar años o incluso vidas girando como un ratón en su rueda hasta que llega el buen día en que por fin se instala en tu cerebro una perla que te dice que no es así que son las probabilidades las que te darán tu sustento económico.

Puede ser tanto por análisis técnico como fundamental. Ambos tienen ramalazos altos de operaciones con gran probabilidad de acierto. Es labor del trader instruirse en tal aspecto para operar sólo cuando las probabilidades se ponen en gran parte a su favor.

Es sólo eso, algo tan sencillo y tan difícil de ver: operar sólo cuando las probabilidades de ganar se ponen a favor del trader.
Cuidado que no digo tirar la moneda a cara o cruz como muchos hacen sino abrir fuego cuando la balanza se inclina a tu favor.

Hay figuras en el análisis técnico que ponen esas probabilidades a favor y hay noticias o catalizadores que también lo hacen, en el otro lado estará el StopLoss.

«El que sabe cuando puede luchar y cuando no, saldrá victorioso» _ El Arte de la guerra (Sun Tzu)

Artículo Escrito por

Javier Pena

Trader en divisas, bolsa y materias primas.