¿Donde está la tendencia?

Muchas veces habrás oído decir: Para ganar en los mercados tienes que seguir la tendencia. ¿Pero, donde está la tendencia?

Hay un trader de éxito que se fija en la pantalla del ordenador de esquina inferior izquierda a esquina superior derecha para establecer una tendencia alcista y en la esquina superior izquierda y la esquina inferior derecha para establecer una tendencia bajista. Esto es muy simple y no por ello deja de ser eficaz pero quizá averiguar donde está la verdadera tendencia sea algo más complejo.

Tengo oído también a otro trader, ya español, de también supuesto éxito, decir que la tendencia se establecía siguiendo los mínimos alcistas de cada vela (tendencia alcista) o los máximos bajistas de cada vela (tendencia bajista).
Por esta regla de 3 nunca existirían los triángulos simétricos, por ejemplo.

Baste ver el gráfico de abajo para comprobar que eso es inviable y resulta más inviable cuanto más pequeño es el time frame en el que operas. La multitud de dientes de sierra y por añadidura, cortísimas tendencias hace que operar de esta manera suponga pérdidas la mayoría de las veces, ya sólo por comisiones.

 

tendencia

 

Así que es fácil decir: “opera a favor de tendencia” pero averiguar donde está es harto difícil, que no se engañe nadie.

Decía Miyamoto Musashi, allá por el siglo XVII, en su famoso manuscrito, “El libro de los cinco anillos“:

“A pequeña o gran escala, mediante un foco de atención excesivamente estrecho, olvidas los asuntos mayores y quedas confundido, dejando así que la victoria certera se escape”.

Esta frase tiene gran sentido en el trading. Y es que muchas veces si estamos enfocados en un determinado espacio no percibimos lo que ocurre alrededor. “Los árboles no dejan ver el bosque”

La mayoría de los traders cuando se ponen a buscar figuras, patrones, etc, en resumen: análisis técnico, lo hacen sobre un determinado espacio temporal o time frame. Se obcecan y operan sobre un mismo plano sin tener en cuenta que todos los espacios temporales están relacionados entre sí.

Y es el entendimiento de esta relación la que ayuda al trader a tener una visión más global del movimiento del mercado, y su dominio le dotará de gran poder para operar con éxito en cada time frame.

Por tanto, hay que tener lo siguiente muy en cuenta: “La tendencia viene establecida por el mayor espacio temporal pero esta siempre se inicia en el menor espacio temporal”.

Muchas veces que operamos en un time frame de 15 minutos contra-tendencia (esto es tratar de averiguar un giro de mercado) vemos que fracasamos una y otra vez en nuestro intento.
En una tendencia alcista, por ejemplo, percibimos una aberración del precio y entramos en su contra imaginándonos que tal vela roja es el inicio de una nueva tendencia bajista (giro de mercado), para ver con gran desilusión como tras la vela roja viene una verde y se reinicia de nuevo la tendencia alcista dejándonos con pérdidas.

Esto sucede porque los espacios temporales mayores son los que mandan sobre los inferiores. Esto se da siempre menos cuando ocurre el verdadero giro de mercado. Este giro se origina invariablemente en el menor time frame observado.

Pero esto sucede una única vez, mientras que las entradas a favor de tendencia suceden todas las demás brindándonos muchas buenas operaciones.

Y como decía anteriormente, el fallo del trader puede estar en centrarse sólo en un único espacio temporal, para tomar la decisión de entrar.

Ojo que digo: “para tomar la decisión de entrar”, porque una vez dentro, y por culpa de nuestra psicología, andar observando los distintos espacios temporales puede suponer un grave perjuicio para el buen final de la operación.

Esto quiere decir que:

  • si estás en beneficios y observas un espacio temporal menor que donde has abierto la posición, cualquier pequeño retroceso te hará cerrar antes de tiempo.
  • y si estás en pérdidas, mirar un espacio temporal mayor al que has abierto la posición, hará que las aguantes sin cerrar.

Por tanto, técnicamente, observar la tendencia en un time frame mayor y entrar a su favor en espacios temporales más pequeños es operar con la tendencia verdadera y una de las mejores estrategias de trading.

Así que no intentes buscar un giro de mercado operando a contra-tendencia, las matemáticas están en tu contra y con toda seguridad quebrarás.