Diferencias entre un trader consistente y otro que no lo es

Un trader consistente es aquel que ha aprendido a vivir con un historial que refleja muchas operaciones negativas con pequeñas pérdidas y pocas positivas pero con grandes ganancias.

Hay que entender que los traders que no son consistentes cometen el grave error de tratar de acertar en todas las operaciones posibles, sólo buscan eso, sin embargo dedican muy poco tiempo o ninguno en pensar en como hacer que sus beneficios crezcan en aquellas operaciones en las que están en lo cierto.

Por su puesto que el enfoque de un trader consistente y el de otro que no lo es difiere mucho entre si.

Mientras que el trader que aun no está logrando hacer crecer su cuenta sólo piensa en aumentar su porcentaje de fiabilidad el trader consistente sólo piensa en como arrancarle más puntos al mercado con sus buenas entradas.

He aquí la diferencia:

Conseguir el máximo porcentaje de acierto no quiere decir que en cada una de las operaciones en las que salgas positivo vayas a conseguir el mismo recorrido. Esto que parece lógico y que el trader no consistente no percibe es donde el que sí es consistente ve la ventaja.

De todas las operaciones positivas que haga sabe que no todas generarán el beneficio que espera. Entonces entiende que las migajas que le ofrecen la mayor parte de las operaciones positivas tiene que renunciar a ellas, incluso dejando que salte el stop.

El trader no consistente no puede soportar cerrar una operación en rojo, ni aunque sólo sean un par de pips, y es ahí donde radica su error.

Debido a que no quiere cerrar ninguna operación en negativo, cuando está en positivo cierra en cualquier retroceso de los beneficios para evitar quedar en rojo.

El resultado es que muchas veces acertará porque su stop acabaría siendo tocado, pero también cerrará aquellas en las que la cotización no habría llegado a tocar su stop y que se habrían dado la vuelta para generar grandes plusvalías si no las hubiese cerrado para evitar acabar con una operación en negativo.

Esto sí es avaricia y no dejar correr los beneficios como muchos entendidos promulgan. ¿Qué clase de avaricia hay en generar grandes ingresos?. Es tu trabajo como trader.

Ahora viene el quid de la cuestión:

El trader consistente siempre arriesga un porcentaje del total del capital menor del 1% por operación. Lo ideal está por debajo incluso del 0.75%.

¿Qué logra con ello?

Sabe que su porcentaje de acierto es bajo. Hay traders consistentes incluso con un 30 ó 35% de fiabilidad en sus aciertos.

Comprende que la entrada no es lo más importante sino dejar correr cuando está en lo cierto.

Por eso, mientras opera sabe que va a cosechar muchas operaciones negativas pero con pérdidas ínfimas.

De todas maneras sabe que ese pequeño porcentaje de fiabilidad puede jugar en su contra ya que muchas pequeñas pérdidas juntas suman una grande.

Entonces, ¿cómo se cubre de ese pequeño porcentaje de acierto que tiene?:

  1. Dejando correr las ganancias cuando las tiene
  2. Minimizando el porcentaje de pérdida de cada una de sus operaciones

Por lo tanto, y muy importante: su porcentaje de acierto es muy bajo, pero al arriesgar menos del 1% en cada una de sus operaciones es más que suficiente para aguantar perfectamente hasta que llega la operación en la que está en lo cierto.

O sea, tiene el porcentaje de acierto muy bajo pero al perder tan poco cada vez que lo hace es más que suficiente para elevar ese % ficticiamente pero de forma muy eficaz.

Esta última frase debería estar escrita en la mesa del trader no consistente para poder leerla a cada rato hasta que le quedase grabada en la mente.

Frecuentemente me encuentro con traders que son reacios a arriesgar menos de un 5% de su capital en cada operación. Como mucho los encuentras que arriesguen el 4% o el 2%, pero de ahí para abajo “se cuentan con los dedos de la mano”. Y es justo aquí donde está su error.

Actuando como un trader consistente podrás hacer crecer una cuenta con pequeño capital (2.000 euros) hasta cantidades que no te imaginas, pero primero tendrás que entender:

  • Que el porcentaje de acierto no es lo más importante
  • Que tienes que dejar correr las ganancias aun a riesgo de que tu stoploss salte
  • (Lo más importante) Que si no arriesgas el 0.75% por operación o menos no serás capaz de hacer crecer tu capital.

Así que, aquellos traders que ya han comprendido que es necesario poner un stoploss en todas y cada una de sus operaciones, ahora deben ir un paso más allá y reducir el porcentaje que arriesgan en cada operación.

Claro que arriesgando un 0.75 tienes poca capacidad operativa y que no podrás entrar en muchas de las oportunidades que veas porque el capital arriesgado no te lo permite ya que saltarías tu disciplina.

Pero no es excusa porque lo tengo muy comprobado. Tengo muy comprobado que es absolutamente factible. Todo pasa, como he dicho, por respetar esa disciplina y dejar pasar esas oportunidades en las que te gustaría entrar pero que no puedes hacer porque el riesgo que asumes es muy poco. Pero comprende que tiene que ser así para que llegues a ser consistente.

Es cierto, al principio ganarás muy poco, sobre todo si tu cuenta es pequeña, pero al ir haciéndola crecer lentamente cada vez abrirás una posición con mayor número de lotes, y aquí está la magia… ¡ Arriesgando incluso solamente un 0.5%, o menos, de tu capital total !

O sea, MÁXIMO APALANCAMIENTO, MÍNIMO RIESGO.

No hay nada que supere esto.