Diferencias entre operar en simulado, en un concurso de trading o en real

Estas son las principales diferencias entre operar en un simulador de trading, participar en un concurso de trading y la operativa en real:

SIMULADO:

cuando empiezas en el mundo del trading lo sueles hacer en modo simulado.

  1. Porque así no pierdes dinero
  2. Porque crees que es una buena manera de coger práctica de cara a operar en real
  3. Porque te han dicho que no operes en real hasta que seas capaz de ganar dinero en simulado

El error más grande que cometí a la hora de iniciarme en el trading fue operar en simulado.

Esta forma de operar sólo está reservada para los que creen en el Santo Grial y en los backtestings.

Generalmente los que realizan backtestings sobre sus sistemas (digo sistemas en plural porque más les valdría centrarse en uno solo que en varios) son aquellos que aun creen que podrán algún día ganar dinero consistentemente en los mercados mediante un sistema automático.

Creo que se han realizado en este mundo más backtestings que estrellas hay en el Universo. Sin embargo, ahí están, perdiendo todos su dinero cuando lo aplican a la operativa en real.

Cuando operas en simulado no desarrollas la parte fundamental para potenciar tu experiencia, no aprendes, no trabajas la parte que se encarga de tu éxito como trader: la psicología.

Es frecuente ver rentabilidades muy buenas en muchos traders que operan en simulado, sin embargo dichos resultados no son capaces de trasladarlos a la operativa en real.

Como dije, la causa es porque no han trabajado la parte psicológica, que aunque sí está presente en modo real no lo está en simulado, por mucho que te creas que operas de la misma manera y que experimentas las mismas sensaciones.

Los sentimientos, los sudores y los errores no son los mismos cuando tu dinero de verdad está “en juego”.

Hay muchísimos traders en contra de esta opinión, pero este no es mi problema.

CONCURSO DE TRADING:

He participado en algunos concursos de trading, alguno con dinero de verdad, sin embargo he acabado escaldado en cada uno de ellos.

¿Por qué?

Cuando participas en un concurso de trading rompes tus reglas, rompes tu disciplina, entra en juego la competencia para intentar estar entre los primeros puestos.

Si quieres ganar en un concurso tendrás que arriesgar y si arriesgas acabas fallando (te saltas los stops, te apalancas de más, no cortas las pérdidas, o sea, operas como cuando eras un novato) y el ganador resultante será sólo consecuencia del azar.

De ahí que veas que el vencedor es bombero, torero, o vendedor de palomitas.

No los volverás a ver más veces ganando otros concursos.

REAL:

Cuando operas en real sientes la tranquilidad de no tener que estar en los primeros puestos como en un concurso.
Operas a gusto, a tu ritmo, con tu estrategia y sin un tiempo límite para presentar resultados.

Como digo, no importa ser el primero sino generar el dinero que necesitas, por lo que puedes ganar mucho aunque no ganes tanto otros, y, por supuesto, llegarte de sobras.

Aquí ya sí la concentración es total, la disciplina férrea. Es tu trabajo y lo tomas como tal. No te saltas las reglas, esperas pacientemente la oportunidad y la dejas correr de igual manera, no entras por entrar, no sobreoperas, pones un stoploss en todas las operaciones que abres, te apalancas según lo que tu cuenta te permite… tratas de que toda tu rutina funcione como un reloj.

Un consejo: 

Evita operar en simulado y participar en concursos si de verdad te quieres dedicar en serio al trading.

Abre una pequeña cuenta en real, aplica un porcentaje de pérdida para tu stop menor del 1%, calcula con cuantos lotes debes entrar desde el punto de entrada y dependiendo donde vayas a situar el stop (te recomiendo 1 minilote hasta que superes los 3.000 euros en tu cuenta) , evita entrar en aquellas operaciones en las que no se cumplan estas reglas, haz del trading tu *filosofía de vida (dedicación absoluta).

*Filosofía de vida= consigues los mayores resultados en aquello a lo que más tiempo le dedicas.

¿Quieres ser muy bueno en algo o mediocre en todo?

En los perfiles personales de las redes sociales es frecuente ver: soy, escritor, arquitecto, blogger, ciclista, soñador, aventurero…

Piensa en ello y realmente se sincero contigo mismo: ¿Eres realmente muy bueno en todo ello?