Detalles que marcan la diferencia

Aunque pueda resultar increíble, no ha sido cuando más me he esforzado cuando he avanzado más en mi trading. Curiosamente tras los períodos de vacaciones ha sido cuando más iluminado he estado. Supongo que por el descanso que le das al cerebro. Este deja de estar castigado por el día a día y sencillamente, aunque tu no te des cuenta, este sigue trabajando. Y lo hace de manera que ordena y procesa todo lo experimentado por lo que cuando vuelves al trabajo las ideas son más claras y también ves más claros otros aspectos del trading que antes podían estar envueltos en tinieblas.

Es por ello que cada x tiempo de trabajo acostumbro a descansar y meditar pues vacía mi mente de cosas que parece tengo pendientes no dejando que esta funcione al 100%.

Parecen estupideces pero no lo son, todo va sumando. Son detalles que marcan la diferencia.

Cuando voy de vacaciones paro de operar pero no dejo operaciones cerradas si se que pueden seguir dándome beneficios. Simplemente me cubro con un stop-loss de manera que se lo que puedo perder en caso de que salte. Decir que me he llevado muchas sorpresas agradables en cuanto a beneficios una vez he regresado.

Con esto entiendes la libertad que te puede dar el trading y la necesidad de dejar que todo fluya.

Me he dado cuenta que cuando estás muy pendiente del mercado tiendes a sobreoperar y a cerrar operaciones antes de lo debido.
En cambio, cuando estás ausente dejas correr la posición porque yo, prácticamente, ni siquiera las sigo hasta que regreso.

Cuando tienes ciertos beneficios tiendes a cerrar para estos no se evaporen, pero cuando no estás pendiente de ellos estos crecen como hacen las pérdidas cuando las dejas correr.

Son pequeños pero grandes detalles que marcan la diferencia. Y hablando de ellos hablar de uno que ciertamente supuso un gran punto de inflexión en mi carrera como trader: OPERAR EN AUSENCIA DE NOTICIA ALGUNA.

Como he expuesto muchas veces, el hándicap más grande que he tenido que superar ha sido la distracción. Es muy ameno leer noticias económicas y cotejar datos para luego abrir operaciones en función de ellos.
Pero todo esto me alejaba de las tareas principales como trader. Tuve que instalar un programa de esos que limitan tu conexión a Internet para poder abrir sólo la plataforma, twitter, el blog y 2 páginas más.

Cuando el programa en cuestión me sugirió que introdujese las direcciones web que quería eliminar, después de consultar la lista, ciertamente me asusté. Me asusté y me di cuenta por donde se me iba todo el tiempo en vano.

Una vez hecho esto el tiempo a repartir entre las tareas primarias se incrementó espectacularmente por lo que pude crecer como trader más rápidamente.
Pero lo que quiero recalcar es que el haberme prohibido leer noticias económicas y dato alguno supuso un vuelco en mi trading. Empecé a ganar dinero de verdad.

Llegué a sorprenderme mucho por ello. Al principio dudaba que dejar de leer noticias supusiese algún beneficio. Mi instinto hacía mucho que me lo decía pero mi razón no se lo llegaba a creer. Al final es la persistencia la que lleva por el buen camino, es lo único que funciona para todo.

El caso, como he dicho, es que dejar de leerlas noticias y empezar a ganar fue todo uno. Se puede decir que pudo ser porque le pude dedicar más tiempo al trading pero se que no fue por esto sino porque notaba que las noticias me confundían. Ellas mismas se contradecían y no sólo por pensamientos y opiniones encontradas para una misma noticia sino incluso dentro de una misma fuente te ofrecía tales razones que tanto podrías interpretar los datos al alza como a la baja.

Leer las noticias embotaba mis sentidos, me formaba un caos mental imposible de descifrar, me agotaba, me confundía y me guiaba por el camino de las pérdidas.

Al prohibírmelas logre una paz mental que no tenía, más tiempo libre, un carácter más calmado, menos cansancio y un aumento progresivo de la curva de ganancias.