Del trader sistemático al discrecional

¿Has estado alguna vez en la playa?. Si es así, ¿has tratado de meter toda el agua del mar dentro del cubo?.

Imposible ¿verdad?. Entonces, ¿por qué te empeñas en meter todo el mercado dentro de un sistema?

No se me ocurre otra manera más gráfica de demostrarte que no se pueden arrebatar grandes cantidades de dinero al mercado operando con un sistema de trading. Ni con 1, ni con 2, ni con 100.

El trader sistemático está inmerso en una de las fases de trading en donde si no es capaz de encontrar la salida, estará girando toda la vida sobre lo mismo sobre la búsqueda del sistema ideal.

Si, al final, es capaz de salir de esta espiral sin fin dará por fin el salto definitivo, la metamorfosis hacia la figura más profesional del trader: el trader discrecional.

La metamorfosis podría desarrollarse simplemente desde la operativa con numerosos sistemas hasta acabar operando con uno sólo para posteriormente abandonarlo y empezar a operar discrecionalmente ingresando en el selecto club de los que se llevan el dinero del mercado a costa de los traders sistemáticos.

Ejemplo de trader o especulador discrecional: George Soros.

¿Crees que Soros tiene un sistema de trading? Su sistema es el mismo que tiene un tiburón: atacar sin piedad cuando la pieza se pone a tiro. Este es el verdadero espíritu de un trader discrecional.

No le importa esperar meses incluso,

«Si la inversión es entretenida, si te diviertes, probablemente no ganes dinero. La buena inversión es aburrida.»_George Soros

pero cuando asoma la oportunidad ataca con todo su arsenal.

El trader discrecional basa su técnica no sólo en la paciencia sino en la experiencia y la gran mayoría de las veces se centra en una sola presa, evitando la diversificación.
Y cuando están satisfechos con lo que han conseguido de ella vuelven a su estado natural de hibernación, disfrutan del botín y esperan con calma a la siguiente presa.