Dejar correr los beneficios: tan fácil y tan difícil

Mi método de operar con catalizadores está basado básicamente en un puntal principal: dejar correr los beneficios por encima de cualquier cosa como único limite de un stop-loss.

Cuando has decidido dejar correr los beneficios de una operación ganadora, por encima de todas las cosas, estás renunciando al Break Even, al Trailing Stop, al Profit Warning, a un objetivo de ganancias, a una resistencia (si estás largo), a un soporte (si estás corto)….

Emplear cualquiera de estas herramientas es lo mismo que cortar las ganancias y hacer esto y vivir del trading son dos puntos totalmente contrapuestos.

A parte de dichas herramientas el problema está en la parte mental. Es muy difícil aguantarse sin cerrar la posición cuando estás ganando. Y a medida que estas ganancias aumentan la presión es mayor. Y ya no digamos si sufren un retroceso.

Así que por esto es el porque hay infinidad de traders que cortan sus pérdidas perfectamente pero que no son lo suficientemente capaces de dejar correr las ganancias el tiempo que sea necesario, de hay que sus cuentas presenten una tendencia neutra donde ni ganan ni pierden, siempre se mantienen en un permanente “rectángulo lateral”.

Y hablando de retrocesos, quizá sea esta la parte más difícil de soportar ya que no paras de preguntarte si será sólo un retroceso o un giro de tendencia.

Cuando dejas correr los beneficios se da una curiosa situación:

al principio los recortes, dentro de lo que cada uno pueda soportar son llevaderos, pero a medida que la tendencia avanza a tu favor estás expuesto a retrocesos verdaderamente importantes.
Según dejas correr los beneficios, aunque hayas abierto la operación en un espacio temporal de 5 minutos, la tendencia, si se mueve a tu favor, acaba implicando Time Frames más amplios de ahí el de esos bruscos recortes.

Bruscos recortes que pueden llevarte a ver una disminución en tus beneficios de incluso más de un 50%. Pero es necesario soportarlos con calma, dentro de lo que buenamente se pueda, para optar a ganancias mucho mayores.

Estoy hablando de una operación con catalizadores con duración que va de horas a días o semanas, incluso meses y no de una operación intradía. El intradía funciona de otra manera, tratando de aprovecharse de los avances y retrocesos dentro de una tendencia con lo que si se hace adecuadamente el recorrido “cosechado” es mayor.

Está claro de ver que la operativa intradía requiere de una precisión de cirujano para agarrar perfectamente el timing de mercado. Es mucho más difícil lograr hacer ganancias operando intradía que por catalizadores enganchándose a una tendencia y dejando correr la posición.

Ambas son prácticas muy válidas para obtener la independencia económica pero, por experiencia, operar por catalizadores podría ser la profesión más liberal y reditual de todas.