Dejar correr las ganancias: practicando las salidas

La parte del trading que menos trabajamos los traders suelen ser las salidas. Sin embargo, las entradas es el aspecto más trabajado. Siempre estamos buscando en el gráfico donde y cuando entrar.

Esto me recuerda a cuando voy al campo de golf. El lugar donde más tiempo pasamos practicando suele ser el cajón. Hay gente amateur muy buena en las salidas debido a ello.
Sin embargo, casi no ves a nadie practicando el juego corto, aproach, y mucho menos el putt.

Esto se nota luego en el campo. Normalmente los que se llevan el gato al agua son los que manejan el juego corto.

Por supuesto que si entrenas los 3 aspectos fundamentales del golf, tu juego mejora mucho y como siempre serás mejor en aquel al que más tiempo dediques tu práctica.

En el trading pasa lo mismo, la mayor parte de los traders practican las entradas (tiros largos en el golf). Se practica menos como gestionar una operación cuando estamos dentro (aproach o juego corto), y ya no digamos las salidas (putter), que son las que de verdad nos dan la ganancia. Somos malos dejando correr los beneficios porque es el punto del trading que menos practicamos.

Sinceramente, cuando entrenas fuera de mercado sobre un gráfico, sueles buscar siempre el mejor sitio para efectuar una entrada, pero, ¿cuantas veces miras en donde debes salir?

A todo esto, sobre el papel puede resultar demasiado fácil. Es en real donde se ve la verdadera dificultad.

Merece la pena hacer el siguiente ejercicio: Abrimos un gráfico en la plataforma demo, desde lo más atrás posible, y en vez de practicar donde entrar practica donde salir. Es un entrenamiento muy bueno que mejorará tu experiencia en las salidas.

Cuando llevas mucho tiempo en el trading, y sobre todo, cuando descubres la utilidad de la mejor herramienta de un trader, el stoploss, el miedo a abrir posiciones y mantenerlas comienza a desaparecer incluso hasta el punto de ignorar la posición.
El stop es la mejor utilidad para eliminar el miedo, eso si, siempre que abras las operaciones con el número adecuado de lotes (en forex)  o contratos (en futuros).

Ese desapego por el dinero a la hora de operar es necesario porque sino no serás capaz de dejar correr las ganancias. Pero,¿a que le llamo desapego?

Pues a abrir una posición, poner el stop (asumiendo lo que puedo perder sin peligro para mi cuenta), y a dejarla a su libre albedrío. El placer es más inmenso cuando logras correr el stoploss a Break Even (punto de entrada) y sabes que pase lo que pase ya no vas a tener ni siguiera una pérdida.

Luego ya es dejar a la operación que siga su curso. Me encontrado veces en las que ganaba cierto dinero y luego cuando volvía a mirar, contemplar como me había saltado el stop. Pero en otras ocasiones los beneficios eran muy grandes.
En el primer caso había dejado de ganar por no querer cerrar la operación con algunos beneficios, y me fastidiaba. Lo mejor, lo que me calmaba era que las pérdidas estaban limitadas al stoploss o a ninguna (Break Even).

En el segundo caso, las ganancias eran importantes.

Con esto conseguía 2 cosas: en el primer caso las pérdidas estaban limitadas y en el segundo las ganancias estaban ilimitadas por lo que la cuenta, lógicamente, tenía que crecer.

¿Cual sería el hándicap aquí? la disciplina.

No vale tener disciplina sólo durante unos días. La disciplina tiene que ser todos los días, no puede fallar ni uno. A esto se le llama consistencia.

¿Por qué digo esto? Pues porque operaciones buenas donde no regresa la cotización a donde has puesto el stop, hay pocas, por lo que te encontrarás muchas operaciones seguidas con pequeñas pérdidas que van limando poco a poco tu cuenta hasta que llega la operación que esperas.

Esas pequeñas operaciones seguidas con pérdidas van limando también tu moral y eso repercute en tu disciplina. Así que si has optado por esta forma de operar tendrás que tenerlo en cuenta porque sino cumples la disciplina que requiere te retirarás justo antes de que aparezca esa gran operación.

Esta forma de operar es una de las 2 únicas que, pienso, hay para vivir del trading. Hay que comprender que si cerramos antes de tiempo la operación que nos va a recuperar del número de pequeñas pérdidas seguidas que hemos tenido y encima nos va a procurar las ganancias, está claro que no lo conseguiremos.

La otra manera que hay para vivir del trading es operar por objetivo diario, semanal, mensual, y dejar de operar al cumplirlo.

Resulta de lo más difícil eligir entre uno y otro estilo, pero eso depende ya de cada trader.