Dejando correr los beneficios

El ideal de un trader sería el siguiente...

El ideal de un trader sería el siguiente:

  • Abrir una posición.
  • Que la cotización dibujase un movimiento lo más lineal posible en consonancia con la dirección elegida (al alza o a la baja).
  • Salir con unos buenos beneficios.
  • Buscar otra nueva operación.

El caso es que muy pocas veces ocurre así, y es por esto que la gran mayoría de los traders no son consistentes.

En relación a esto hay 2 puntos vitales a subsanar por parte del operador:

  1. Las cotizaciones se mueven arriba, abajo y lateral. No hay, o casi no hay, cotización que avance sin retroceso alguno (mucho más evidente cuanto menor es el Time Frame en el cual se opera).
  2. La prisa por salir y materializar las ganancias en una operación positiva.

Estos 2 sesgos, por si solos, dan al traste con la mejor de las estrategias de un trader.

Sólo basta mirar cualquier gráfico. Salirse en el primer retroceso (una de las prácticas más frecuentes) da a lugar perderse la mayor parte del recorrido del movimiento.

Lo mismo con la prisa por salir. Es muy frustrante cerrar una operación, contento porque se ha salido con beneficios, y luego ver que con sólo aguantar un poco más las ganancias se habrían doblado.

Por lo tanto, la máxima de siempre, la pregunta de siempre:

¿Por qué no te importa esperar el tiempo y los retrocesos que haga falta, cuando estás perdiendo, con la esperanza de recuperar las pérdidas?, y, ¿por qué tu paciencia es muy limitada a la hora de dejar correr los beneficios?

Esta es una pregunta que debería contestar todo aquel trader que aun no es consistente. «Arreglando» estos dos puntos lograría que gran parte de sus operaciones positivas tuviesen un buen recorrido, el suficiente para compensar las pérdidas e incrementar la totalidad de la cuenta.

HTML Editor - Full Version
El Trading en el mercado de divisas o derivados financieros supone un alto nivel de riesgo y puede no ser adecuado para todos, no invierta capital que no pueda permitirse perder. El contenido de esta web y los servicios que se ofrecen no pretenden ser, no son y no pueden considerarse en ningún caso, asesoramiento en materia de inversión ni de ningún otro tipo de asesoramiento financiero, ni puede servir de base para ningún contrato, compromiso o decisión de ningún tipo.