Categorías
Trading

Dejando correr beneficios

Tras el control de las pérdidas mediante stop-loss el segundo aspecto más importante es dejar correr las ganancias.
[…]

Tras el control de las pérdidas mediante stop-loss el segundo aspecto más importante es dejar correr las ganancias.

Es vital limitar las pérdidas, esta es la primera premisa. Pero cuando esto está bien comprendido, definido y lo empleamos sin excusa en todas nuestras operaciones, el siguiente paso será la búsqueda de la manera de incrementar las ganancias de manera que será esencial buscar la manera de dejarlas correr.

tendencia

Cuando operas intradía dejar correr los beneficios semeja otro tipo de operativa. En intradía, por medio de gran volumen de contratos, lo que buscas es un beneficio rápido. Movimientos cortos con muchos contratos en busca de un objetivo y cerrar.

Por tanto, en la operativa intradía, dejar correr las ganancias no tiene tanto sentido.

Si lo tiene cuando operas a un plazo más largo.

El operador intradía busca sus entradas en ciertos patrones que se repiten habitualmente. Estos tienen un porcentaje de acierto mayor o menor. En cambio, para el operador que busca más recorrido este tipo de entradas pudieran ser contraproducentes puesto que no suelen perseguir una tendencia sino un movimiento puntual que bien puede ser a favor o en contra de la tendencia.

Entonces que quede claro que en vez de la búsqueda de patrones de corto recorrido deberá tratar de buscar en donde está la tendencia y operar a su favor. Esto le llevará a entrar, una vez encontrada la tendencia, a entrar en un proceso que yo llamo: ciclo de riqueza.

Este ciclo es el ideal para incrementar la cuenta de manera rápida y progresiva, pero hay que tener en cuenta ciertos parámetros:

  • Una vez se identifica la tendencia el stop debe estar siempre presente. Un stop lejano dentro de los límites que te permita la gestión del riesgo. De esta manera ya no nos tenemos que preocupar por las pérdidas pues ya sabemos lo que podemos y vamos a perder si la cosa va mal. Así que ahora sólo nos queda centrarnos en las ganancias.
  • Sabemos que los perdedores lo son, sobre todo, porque dejan correr las pérdidas y aun encima añaden más posiciones incrementando estas aun más y porque cierran sus operaciones con pocos beneficios.

Las ganancias vienen justo de hacer lo contrario. Una vez con la posición en beneficios será el momento de añadir más contratos, pero que quede claro, esta vez con la cuenta en positivo nunca en negativo. Según van aumentando los beneficios y el margen que nos exige el broker disminuye será el momento de aumentar un nuevo contrato en la posición. Las ganancias crecerán exponencialmente.

Ahora bien, si la parte técnica está clara, la psicológica no tanto.

Dejar correr las ganancias tiene muchas implicaciones psicológicas, de ahí que sea tan difícil hacerlo.

Ya no hablo de la tendencia del EGO que nos obliga continuamente a cerrar la posición cuando dichas ganancias son ya considerables sino del factor tiempo.

Las tendencias necesitan tiempo para desarrollarse. Al trader impaciente le será muy difícil dejar correr las ganancias. Más le valiera apagar el ordenador y encenderlo semanas después, y sobre todo abstenerse de mirar continuamente los beneficios pues esta acción desembocará inmediatamente en unas ganas irresistibles de materializarlos.

Y hablo del factor tiempo porque dejar correr una tendencia implica eso: tiempo.

Las cotizaciones no van en linea recta ascendente o descendente. Se mueven en escalera. Si en cada retroceso nos salimos no estamos dejando correr las ganancias. El miedo a perder te hace salirte de la posición antes de tiempo.

Tienes que tener en mente que debes superar los retrocesos de una tendencia sin cerrar aun a riesgo de que tus ganancias disminuyan considerablemente. Es la única manera de coger las grandes tendencias.

Como las cotizaciones se mueven en fractales por los diferentes espacios temporales te darás cuenta que si has abierto la posición en un gráfico de 1 hora, cuando tu posición salte al espacio temporal diario los avances y retrocesos durarán aun más en el tiempo, y si pasan al gráfico semanal ya no digamos, pero es ahí en esa espera donde se haya la fortuna, el gran incremento de capital.

Si contemplas un gráfico y alguna de tus operaciones que has cerrado con ganancias, probablemente veas que has cogido justo el movimiento de la tendencia casi desde su inicio pero seguro que has cerrado la posición en muy poco tiempo. Si ahora te vas a un gráfico semanal verás muchas veces como la tendencia ha durado 10 semanas mientras que tú has cerrado en la primera semana. Fíjate en lo que has dejado de ganar.

tendencia2

Aunque en el gráfico semanal veas una sucesión de velas seguidas sabes, y ahí está el éxito, que en los espacios temporales más pequeños la cotización ya no es tan lineal y esto se acentúa cuanto menor es el espacio temporal que observas.

El gráfico anterior es el mismo que el primero sólo que este último es un espacio temporal diario. Como puedes ver la cotización ya no es tan lineal como en el semanal de arriba, y esto es aun peor en espacios temporales más pequeños.

De ahí que las grandes ganancias estén en soportar los retrocesos y añadir más contratos en ellos en vez de cerrar la posición.

Por Pena de la Ghetto

Trader independiente