Cuestión de mentalidad

La inmensa mayoría de los traders operan contratendencia. El resultado todo el mundo lo sabe: pérdidas.

Nuestro cerebro ante el avance de un movimiento ve una aberración, ve un exceso que se tiene que corregir.

¿Qué sucede entonces? Que como el movimiento de la cotización nos parece excesivo entramos a la contra, de manera que al estar operando de esta manera, contratendencia, si ganamos obtenemos muy pocos beneficios y si no cerramos a tiempo sólo obtendremos pérdidas por la recuperación de la tendencia inicial.

Es nuestra mentalidad así. Solución. Operar en contra de esa mentalidad. Reeducar el cerebro.

De esta manera obtendremos más ganancias y más abundantes y menores pérdidas en caso de tenerlas.

Y esto se logra entrando a favor de tendencia en los retrocesos. 

retrocesos en tendencia

Se ve más claramente en el gráfico. Tras un avance solemos entrar a la contra en el primer recorte (puntos A, B y C ) por lo que para obtener algún beneficio tenemos que cerrar la posición muy rápido y en el caso de obtener ganancias estas serán muy pequeñas.

En vez de hacer esto si logras entrar a favor de la tendencia tras los retrocesos (puntos 1, 2 y 3) notarás que tus stoploss estarán muy próximos a tu punto de entrada por lo que en caso de pérdida esta será escasa. Y en caso de que no salte el stop los beneficios serán más grandes que operando contratendencia y aun encima con la posibilidad de dejar correr el movimiento amplificando las ganancias pudiendo aun encima añadir contratos o más acciones a favor.