Cuestión de evolución

Cuando practicas un deporte te das cuenta de la similitud que hay entre ello y el trading a la hora de conseguir resultados.

Personalmente practico el running. Me entretiene más el golf, al cual echo mucho de menos pero con una niña pequeña, esperando otra, el trabajo y demás quehaceres el tiempo se achica.

De todas formas cuando las nenas tengan la edad adecuada no descarto volver. Es un buen deporte para una chica.

Mientras tanto me he aficionado al running, ya que me permite practicarlo a cualquier hora por intempestiva que esta sea y en cualquier momento libre, aunque casi siempre lo hago alrededor de las 7 de la mañana.

Espero con ansia correr mi primer maratón.

Entretanto comparo mi evolución en el running con la experimentada tiempo atrás en el trading.

Todo se ve mejor tras un tiempo de práctica. Mirando hacia atrás siempre lo ves más claro, ves como se han ido uniendo los diferentes puntos.

Pero, ¿qué similitud puede haber en el proceso de aprendizaje?

No es que ahora corra mucho, pero es que cuando empecé no pasaba de los 6 minutos de carrera continua. El cuerpo no me daba.

Siempre corría hasta que no podía más, y para mi asombro, por medio de una aplicación que tengo en el móvil, cuando consultaba los tiempos de la semana veía como estos se “clavaban” con una diferencia, arriba o abajo, de no más de 10 segundos. A veces incluso eran diferencias de 2 ó 3 segundos.

De 6 minutos salté a 11´, y de nuevo, clavaba los tiempos (siempre aguantaba hasta que no me daban más las piernas).
Pasaba así un par de semanas hasta que el cuerpo, superando otra fase, me permitía pasar a la siguiente: 18 minutos de carrera continua.

Y así sucesivamente…

Me recordaba a las etapas que iba superando en mi aprendizaje como trader: poco a poco, asimilando, progresando…y salto a otra nueva fase.

Los días que fuerzo y quiero superar mi marca, empezando más fuerte por ejemplo, son los días que peores tiempos hago, teniendo que volver a la rutina anterior para esperar el progreso natural.

De nuevo, al igual que en el trading, si quemas demasiado pronto las etapas sin que tu cuerpo/mente las asimile, o te las saltas, no tardas mucho en volver atrás para “quemarlas”.

Necesitas ir desarrollando poco a poco, necesitas un tiempo de aprendizaje y de absorción antes de seguir superando marcas.

En mi caso, mi evolución personal en el trading fue muy lenta, pero se que lo fue por mi forma de actuar. Siempre tengo que atar primero todos los cabos sueltos antes de centrarme en el meollo de la cuestión, para que nada me sorprenda después.

Vamos, que me centro más en eliminar puntos débiles que en reforzar los fuertes, de ahí mi tardanza. Puede que se necesite potenciar los puntos más fuertes y disminuir los débiles para que el proceso sea el adecuado pero reconozco que aquel que se centra únicamente en los fuertes avanza mucho más rápido. Y esto es porque si te centras en los puntos débiles estos saldrán incluso de debajo de la alfombra y nunca le dedicarás el tiempo suficiente a lo que realmente importa.

En el running no estoy leyendo absolutamente nada sobre el tema, simplemente practico y me dejo llevar. Dejo que mi instinto natural me diga lo que tengo que hacer siguiendo el metodo del ensayo/error.

En el trading hice todo lo contrario, leía y leía pero no progresaba nada ya que me enrollaba más con mil y un conceptos que luego tuve que desaprender.
La progresión verdadera sí comenzó cuando tiré con todo, dejé de leer a nadie y comencé de cero. En el running ya no cometí este error.

Cuidado, no es que leer no sea beneficioso. Lo que quiero expresar es que lo que si resulta muy pero que muy perjudicial para una evolución adecuada es leer todo lo que cae en tus manos. Tienes que darte cuenta que sólo tienes una vida y que leer todo lo que hay escrito sobre trading te llevará varias.

Por lo tanto, ahora lo tengo muy claro. El camino perfecto y el que dibuja la línea más recta es aquel que haces tú mismo basándote en “la cuenta de la vieja” y que vas tratando de completar con ayuda externa según la vayas necesitando.

Me explico:

si estás llevando a cabo un aprendizaje de trading y sabes que fallas en la gestión del dinero, de nada te vale que te leas todos los libros que existen sobre análisis técnico. No evolucionarás nada. No estás tratando de subsanar ese punto débil que tienes.
Incluso dentro del ejemplo (la gestión del dinero) habrá incluso partes que domines sobre las que perderás el tiempo centrándote en ellas.

Por lo tanto, tienes que remitirte únicamente a la información adecuada que te haga superar la fase en la que flojeas, en este ejemplo la de la gestión del dinero.

Si tu problema son las salidas de una posición con beneficios, ¿de que te vale practicar las entradas?. Trata de quemar otra etapa centrándote sólo en las salidas. 

Es así como se progresa realmente y no leyendo tal o cual libro (que habla de todo un poco) o asistiendo a tal o cual curso que te da más información sobre “cosas” que ya dominas. No digo que no te vaya a servir de nada, pero no va a cerrar ese hueco que necesitas tapar. Por lo tanto “sigue la línea”, cura tus heridas y no te centres en la parte sana de tu trading.

El tiempo es el activo más importante.

Al principio, tanto en el trading como en el running como en cualquier otra disciplina todo es un cúmulo de datos y de herramientas.

Es vital centrarse en la esencia y dejar hacer. Esa tarea principal que nos lleva desarrollar en su inicio quizá 4 horas llegará un momento en que con media hora esté lista (nos habremos especializado).
Desde este punto irás dando nuevos pasos, incorporando nuevos elementos muy poco a poco (de nuevo ensayor/error, A/B) que complementarán el núcleo del tema haciendo crecer tu sistema. Cada nuevo elemento que incorpores será otro paso hacia la excelencia.

Como una bola de nieve que va creciendo poco a poco….

Así progresivamente…El trading y el running no tienen límites.