Cuando no eres capaz de dejar correr los beneficios…

Muchos traders me encuentro en la etapa intermedia de las 3 que se necesitan para vivir del trading.

1ª ETAPA: curva de resultados negativa.

2º ETAPA: curva de resultados neutra/ligeramente bajista

3ª ETAPA: curva de resultados positiva.

El paso de la segunda etapa a la tercera es muy larga. Ya no intervienen mecanismos técnicos ni sistemas estrictos. Es más, cuanto más estricto menos posibilidades tienes de pasar a la tercera etapa.

Es más bien cuestión mental del trader que de ninguna solución técnica. Es la parte meramente psicológica la que propiciará ese ascenso de fase.

Lo verdaderamente disuasorio para el trader es eso: tener que buscar la solución en su mente en vez de en libros o cursos.

Nadie podrá arreglar tu problema de dejar correr las ganancias, sólo tu podrás hacerlo. Muchos traders buscan y rebuscan la solución, esperan que esté escrita en algún lado. Esto es porque ha sido así para pasar de la primera a la segunda fase, básicamente porque lo que propicia esa pasarela de la primera a la segunda fase es la gestión del dinero.

Ya ha logrado implementar las fórmulas para arriesgar un porcentaje del total de su cuenta total y para entrar con un número adecuado de lotes, según también ese capital total. Así que todo se ha podido expresar mediante “fórmulas matemáticas”.

Pero a partir de aquí comienza el verdadero problema del trader ya que, como he indicado antes, el paso de la 2ª a la 3ª fase sólo depende de la parte psicológica de este. De ahí que muchos no sean capaces de superarla y renuncien a vivir del trading mediante la operativa y se vayan de este mundo de los mercados o traten de ganar dinero de otra forma pero no operando.

Y es lo que muchos no entienden. No comprenden que ese trabajo sucio lo tienen que hacer ellos, que nadie les va a sacar las castañas del fuego y es por eso que el aprendizaje del oficio del trading es uno de los más difíciles del mundo.

No entienden que el problema está entre sus 2 orejas. No entienden que la solución está en la fuerza mental, en la reeducación del cerebro. La meditación, reflexión, control mental, identificación de los problemas psicológicos inherentes de cada uno son campos del trading que deben ser tratados profundamente e individualmente por el trader que quiera ganar dinero en los mercados.

Miles de personas se acercan al mercado todos los días pero la ingente cantidad de sacrificio que este requiere para lograr vivir de él (al contrario de lo que nos venden) hace desistir a casi la totalidad de ellos. Poniendo un símil es como el espermatozoide que deja atrás a millones de compañeros para fertilizar el óvulo.

Sólo sobrevive el que más esfuerzo hace, el que está más preparado y… ¿por qué no?, el que más suerte tiene. Aunque claro, la suerte hay que buscarla. “Cuanto más te sacrifiques más suerte tendrás”.

Aun así, el sacrificio no vale de nada si no escoges el camino adecuado y ese sólo lo encontrarás buscando en tu mente por muy rudimentario o propio de países asiáticos o antiguo que te parezca.

Desde pequeños nos han dado todo lo que queríamos. Es cuando llega el momento del sacrificio, el momento de darlo todo cuando llegan los abandonos y fracasos. La mayor parte de las personas están viciadas por una sociedad que les ofrece todo lo que piden con relativa facilidad. En el momento en que te independizas del camino fácil que marca esta sociedad es donde vienen los problemas, es donde aparece la inhóspita selva y corres a refugiarte de nuevo en la comodidad.

Porque los mercados financieros son eso: pura selva virgen.

Lo más trágico es que muchos lo intuyen pero no son capaces de hacerlo.

Y volviendo al impedimento que te hace que no seas capaz de dejar correr las ganancias, tienes que comprender que sólo serás capaz de hacerlo bien cuando le des tanta importancia al dinero como a una piedra.

Nuestros instintos naturales nos guiarán erróneamente por los mercados financieros. El primer paso para convertirse en un trader de éxito es la re-programación de nuestro comportamiento, para hacer lo que sea correcto, en lugar de lo que nos hace sentirnos más cómodos.

No opere si no puede permitirse perder dinero. De hecho, uno de las ocasiones en las que estará garantizada su pérdida en los mercados financieros es esta. Si su capital dedicado a Trading es demasiado valioso para usted, estará predestinado a perderlo.

Probablemente mi mejor técnica es la de mantenerme alejado del teléfono cuando mi posición es ganadora.

_JACK D. SCHWAGER