Cualquier persona, por mucho que sea el sueldo que gane, debería por todos los medios intentar darse una oportunidad para trabajar en aquello que de verdad le gusta, aunque lo ganado fuese mucho menor.