Crea tu propio estilo de trading

“No se trata de hacer el mejor sistema sino el de hacer el peor pero que te vaya bien a tí”

Con esta confusa frase quiero recalcar algo muy importante:

Debes crear un estilo propio que será el que te identifique entre los demás traders

Tendemos a copiar lo que hacen los demás. Está bien hasta cierto punto, pero te encontrarás que el resultado sigue siendo el mismo. Nada de nada.

Tienes el sistema ganador de otro trader pero a ti no te funciona, ¿Por qué? Pues porque sencillamente te falta la experiencia que tiene ese trader. Esas horas acumuladas, esas horas de vuelo que le dan la veteranía que a ti te falta.

No te engañes entonces, no te va a valer el sistema de otro trader. Sí te pueden servir sus maneras a la hora de operar, si te puede servir que te diga el camino que ha recorrido y como lo ha hecho para así poder seguir sus pasos.

Fíjate lo que te digo: ¡ para poder seguir sus pasos !. Si alguien hace el Camino de Santiago, podrá indicarte por donde ir, en que albergues dormirás mejor, cuantos kilómetros debes andar al día, en fin, te explicará su experiencia, cómo ha hecho para hacerlo, igual que el trader. Pero el camino, si quieres hacerlo, tendrás que recorrerlo tu mismo, nadie más lo va a hacer por tí.

Y una vez lo hagas será cuando estés en condiciones de explicárselo a los demás. De explicárselo digo, no de hacérselo.

El trading es más de lo mismo.

Te pueden explicar una técnica, una forma de operar, pero si no la pones en práctica no te valdrá para nada.

Cuando operas en real y tienes pérdidas, volver a hacer otra operación te cuesta Dios y ayuda. Tienes miedo de perder otra vez. El stop te ayuda pero, si entras y vuelves a salir con pérdidas, el miedo a abrir de nuevo una posición se acrecienta. Y, seguramente, por este motivo te perderás las mejores operaciones.

Una vez tienes definido el stop-loss y el número de lotes con los que entrar no debes tener miedo de entrar una vez que veas la señal. Puede que sigas perdiendo, es lo más seguro, pero esas pérdidas harán que poco a poco aprendas a librarte de ellas.

Perder te enseña a ganar. Si tienes miedo y evitas entrar, entonces no aprenderás nunca.

Eso si, ten cuidado de no acabar con todo tu capital antes de obtener la experiencia necesaria. Si no eres capaz de ganar dinero (será poco claro, pero primero se trata de ganar consistentemente) con lo mínimo que puedas abrir una operación, no vas a ganar tampoco aumentando los lotes con los que operes.

Durante buena parte del aprendizaje, serán muchas las incógnitas que se te planteen. Lo que si debes tener muy claro es que desde tus comienzos tendrás que apuntar en una lista lo que te funciona. Esa lista la irás cambiando muchas veces, pero de lo que se trata es de crear un estilo propio que de forma a tu trading, a tu manera de operar.

Por supuesto que al principio cambiará mucho más rápido para luego quedarte con unas premisas que perdurarán en tu vida como trader, que serán las que te funcionen, y que estarán expuestas, lógicamente, a cambios (ya que el trading es una continua evolución) pero esos cambios ya serán mínimos, serán más bien un acto de pulir más esas reglas, de hacerlas más personales, más refinadas, y como digo, definirán tu estilo intransferible como trader.

De ese estilo surgirá una idea a la que deberás ser siempre fiel. Es necesario además que así sea. Si no te quedas con una idea, dudarás, y las dudas son demoledoras.