Controlar el riesgo no es abrir una cuenta con poco capital

Cuando comienzas a operar en “real” no se trata de abrir una cuenta con poco capital para, si pierdes, que sea poco lo que pierdas.

Está dentro del sistema común pero no es el camino correcto.

¿De que te vale abrir una microcuenta con 1.000 € si a la media hora la has “fundido”?.

Vas a abrir otra más con otros mil?, te retiras de los mercados?

No es así.

Cuanto mayor sea tu capital mejor podrás hacer las cosas bien.

Por lo tanto, en cuanto a gestión, que quede claro que abrir una cuenta con poco dinero para aprender no es la solución porque perderla en poco tiempo avivará todos tus miedos y algunos otros que no conocías. Esto repercutirá enormemente a la hora de operar en el futuro.

De manera que los principales aspectos para que el aspirante a trader se críe “sanote” y vaya adquiriendo experiencia poco a poco, en real, sin perder su capital sea:

– abrir cada posición con un riesgo máximo del 1%. (Personalmente arriesgo el 0´5% y pretendo bajar dicho porcentaje progresivamente para que el apalancamiento sea máximo y el riesgo mínimo).

– que la distancia del punto de entrada al stop sea la que determine el número de lotes con los que debes entrar a mercado, siendo mejor, en caso de tener que elegir, sacrificar lotes por distancia. (Puede que tengas que bajar en Time Frame para poder abrir una posición con estos requisitos).

Como se puede comprender, operar con poco capital no deja gestionar adecuadamente la posición como para tener una oportunidad de lograr la consistencia. Más bien, el poco capital induce a abrir más lotes de lo que la cuenta puede soportar de ahí que una pequeña variación de la cotización borre tu cuenta del mapa.