Cómo se opera una tendencia primaria

En mis tiempos operé en intradía.

Tengo bastante experiencia en este plazo de tiempo.

Considero que hay traders que tienen mucha más que yo, muchísima más.

Pero estoy en condiciones como para afirmar que no hay ningún trader intradía que gane dinero consistentemente, ni mucho menos para vivir de un sueldo mensual producto de sus operaciones.

Sí los hay que han ganado mucho dinero, puntualmente, en un momento determinado, operando muy apalancados.

Dinero incluso para retirarse. Pero vamos, como puede ocurrir jugando a lotería, sólo que con mucho más riesgo.

Así que considero que el trader intradia no gana dinero consistentemete, y que sí lo hace el trader que opera a largo plazo.

Operar intradía es el anti-trading.

Entonces, el verdadero dinero viene únicamente de unas pocas operaciones, las que procura la operativa a largo.

Esas operaciones vienen de posiciones abiertas a favor de la tendencia primaria (tendencia que puede durar semanas o incluso meses). O sea, no se trata de lograr un importe fijo y diario de dinero, como en el trading intradía, sino de que ese dinero se vaya acumulando en el tiempo, a nuestro favor, y en base a aguantar la posición en beneficios y a añadir más posiciones, si es el caso, sobre la originaria.

Por lo tanto, todo acaba reducido a:

  • Observar el mercado con la paciencia necesaria para identificar esa tendencia primaria.
  • Abrir una primera posición tratando de engancharse a ella.
  • Añadir más posiciones a la inicial, y, sobre todo, tras un retroceso de la tendencia.

Vuelvo a recalcar: EL DINERO SE HACE EN LA PACIENCIA.

Incluso cuentas pequeñas verán incrementado su valor, espectacularmente, si no tienen prisa en cortar las ganancias, y si se emplea una parte o toda, de ellos, en reinvertirlos para obtener los beneficios del interés compuesto.

En serio que se puede crear un gran capital partiendo de una pequeña cuenta, tan solo con localizar la tendencia primaria, asirse a ella, añadiendo más posiciones sobre beneficios, y dejándola correr.

No tratamos de salirnos nada más obtenido un beneficio pequeño.

No hay que contentarse con sólo una porción de la tarta.

Si te conformas con 100 nunca conseguirás 5.000.

Puede parecer que no trabajamos. Pero es que de eso se trata. El trading es un oficio totalmente diferente de los demás. Cuanto menos te esfuerzas, cuanto menos participas, cuanto más grande es tu inactividad…más ganas.

No puedes coger todos los zig-zags que te ofrece el mercado. No puedes coger todos los tramos de subidas y de bajadas.

Y aunque seleccionaras tus entradas, nunca sabrás, a la hora de entrar en el mercado, qué operaciones van a darte los beneficios que buscas. Seguramente encontrarás muchas más operaciones negativas que positivas.

Por lo tanto, tengas el dinero que tengas en tu cuenta (eso sí, hay que hacer la gestión correctamente) es factible hacerla crecer, como dije en un principio, si te enganchas a la tendencia primaria y te olvidas del mercado. Que haga lo que le apetezca.

Total, ¡lo va a hacer igual…!

El stop te protege.

En un lado estarán las pérdidas y en el otro las ganancias.

Las primeras hay que cortarlas, y las segundas, hay que dajarlas.

Lo que vale es que el saldo entre operaciones negativas y positivas acabe a nuestro favor y no, como muchos traders se empecinan, en tener el mayor % de operaciones positivas posible.

Puedes ser consistente incluso con una tasa de acierto por debajo del 40%.

Y puedes no ser consistente incluso con una tasa de acierto superior al 80%.

Como veis, no hay nada concreto en el trading, todo está entre tinieblas. Es por esto que me “enfado” con los traders que aun se mueven en la fase de andar buscando el sistema automático que, “automáticamente” les ofrezca una señal de entrada y otra de salida y, que, aun encima, acierte siempre.

Esto no funciona así. Hay partes de la operativa que sólo dependen de la pericia del trader.

Y el que busque la solución en un libro o en un curso, va dado.

Esa pericia, a la que nombro, sólo se consigue tras muchas horas de experiencia.

NO la puedes transferir ni te la pueden transferir.

Es personal e intrasferible.

Una sóla operación puede retirarte:

  • Si eres capaz de engacharte a la tendencia primaria.
  • Si eres capaz de no cerrarla antes de tiempo.
  • Si tienes capital como para poder operar con los lotes suficientes. (El porcentaje de riesgo y la gestión son innegociables).

0,01 lotes x 1.291 puntos son = 60 € ~

0,01 lotes es lo mínimo con lo que se puede operar.

Si nos vamos a 0,10 lotes, las ganancias ya son de 600 €

Si nos vamos a 1 lote, ya son 6.000 €

Y si ya nos vamos a 4 lotes, pues llegamos a los 24.000 €

Pero atentos.

En estos beneficios aun no le hemos añadido lo mejor:

  • Una tendencia primaria te permite añadir más lotes sobre la posición inicial (algo que no puedes hacer operando intradía), con lo que las ganancias se multiplican de manera importante.
  • La tendencia sigue avanzando en el tiempo por lo que esos 1.200 puntos que llevas ahora de beneficio pueden convertirse en 4.000.

¡ Súmalo todo y cierra los ojos !

¡ Añade los beneficios que te proporcionan las nuevas posiciones !

No se si esta operación saldrá bien, nadie lo sabe.

Pero lo que si se es que si esta es una tendencia primaria voy a acumular mucho capital.

También se que si no lo es, voy a perder muy poco.

Sólo quedará el resquemor de decir: “Si hubiese cerrado antes”

Pero esta etapa ya la he superado.

NO sufro en absoluto.

Será que era una porción de la tarta y no todo el pastel.

Y también se, que tarde o temprano, si esta operación que tengo abierta acaba mal, engancharé esa tendencia primaria que me va a dar suculentas ganancias.

Y, mientras tanto, mientras no aparece, mientras no logro engancharme a ella, voy a perder muy poco en cada operación.

Por lo tanto, e insistiendo en más de lo mismo:

  • Gestiona tu operación teniendo en cuenta la suma de tu capital total disponible para operar.
  • Abre la operación
  • Deja correr
  • Añade más en los retrocesos si esta se mueve a tu favor
  • Deja correr
  • Y cuando vayas a cerrar, sube los stops de todas tus posiciones, cediéndole una parte de tus beneficios al mercado con la idea de seguir acumulando más.
    Nunca sabrás hasta donde podrá llegar una tendencia primaria (no tomes como referencia ningún soporte ni ninguna resistencia para cerrar).
    Así que, no salgas del mercado, deja que él te expulse.