Cómo influye la psicología en la mente de los pequeños inversores

Desde siempre, los pequeños inversores sin experiencia han sido y serán carne de cañón en los mercados. Carne de cañón de los especuladores experimentados.

En el campo de juego de la especulación se reúnen cada día las mentes más preparadas del mundo.

Dichos mercados están dominados en primera instancia por las grandes instituciones, que ponen el volumen de capital, y en segundo lugar por aquellos especuladores a los que el mercado no ha sabido expulsar.

Para que el mercado no te expulse (la mayoría de los traders no dura un año sin acabar con su cuenta destrozada) tienes que tener en tus inicios mucho capital o sino una férrea gestión del dinero.

Sólo mediante estas 2 opciones podrás alcanzar la experiencia necesaria para lograr la consistencia. En ambas ocasiones el dinero no se acaba.

Por tanto, lo que diferencia a los buenos traders de los que han sido expulsados del mercado es que estos últimos acabaron con su dinero antes de conseguir la práctica necesaria. Sólo eso. La experiencia en los mercados financieros sólo se obtiene con entrenamiento, pues no existen las reglas fijas. Y claro, el problema es que el mercado te cobra sus lecciones muy caras por eso solo sobreviven los que tienen el dinero suficiente para fundirlo mientras aprenden y, como he dicho anteriormente, los que saben gestionar el dinero y el riesgo con disciplina.

Todos los demás serán expulsados sin piedad del mercado.

¿Por qué? Pues porque el mercado es pura psicología. El mercado es capaz de destrozarte psicológicamente en horas. Es por eso que el trader adquiere callo en su estado mental a base de palos y operando en real. Sólo de esta última manera serás capaz de enfrentarte adecuadamente al mercado.

Por lo tanto, enfrentarte al susodicho mercado sin una cantidad de dinero apropiada y sin una gestión del dinero y riesgo supone lo mismo que enfrentarte desnudo a un tiburón en su propio terreno, exactamente igual.

Normalmente esto es más evidente donde más novatos hay, y este es por excelencia el mercado de valores. Las estratagemas para machacar, literalmente hablando, a los más inexpertos son brutales. El daño infringido en sus carteras y mentes son demoledoras, hasta el punto de no volverse a acercar más por estos lares.

Pero al mercado no le importa. Todos los días hay carnaza fresca.

Casi siempre, los que más ganan en el mercado bursátil cuando este sube son los que más pierden cuando baja. Se acercan a la bolsa porque han oído que su vecino ha ganado dinero en ella o por que en el Telediario han dicho que la bolsa ha subido mucho.

Y se acercan con la táctica de siempre: comprar y esperar.

Es así como ven al mercado. No necesitan nada más, eso creen ellos.

Mientras sube todo va bien. Compren donde compren y aunque la cotización baje algo siempre acabará subiendo. Esta es su forma de pensar. Además, han oído que en la bolsa a largo plazo nunca se pierde….

Por tanto se lanzan a comprar y comprar. Los beneficios se plasman en la cuenta. Y al no operar con stop-loss, estos nunca son barridos por lo que si agarran una tendencia al alza la fiesta está servida: «en esto sólo gana cualquiera. Sólo hay que comprar unas acciones y sentarse a esperar».

Y ya no digamos si sufre la suerte del novato. Y digo, sufre porque esto es lo que conseguirá a largo plazo…mucho sufrimiento.

Esta es una de las trampas preferidas del mercado: llega el novato por primera vez y el mercado le obsequia con unas primeras y suculentas ganancias. Resultado: ha sido cazado ya para siempre. Nunca será capaz de marcharse del mercado a no ser que este le expulse sin remedio.

Y lo hará. Y no sólo una vez sino varias. Sí comparte la bolsa con su trabajo habitual una buena parte del sueldo se irá todos los meses hacia su nueva afición. Si, afición como dice All Brooks:

» Decide si es un pasatiempo o un trabajo. Si es un pasatiempo, mejor encuentra otro porque este va a resultar muy caro y peligrosamente adictivo. Todos los grandes traders son probablemente adictos al trading, pero la mayor parte de los adictos al trading terminarán quebrados»

Cuando el sueldo no llega, pedir dinero prestado a la familia, involucrar a estos o pedir un crédito son los pasos siguientes.

La bajada que ha habido es sólo temporal, lo dicen en los periódicos, así que a ver si soy capaz de sacar dinero de algún lado para aprovecharme de dicha bajada.

Lo he conseguido y ahora duplico el número de acciones por lo que si vuelve a subir recupero antes las pérdidas y aun encima gano más.

Qué lástima, no sube sino que baja todavía otro poco. Ahora las pérdidas se duplican, me voy a quedar sin mi dinero, el de mi familia y aun encima tengo que devolver el crédito.

A ver si mi padre me deja dinero para liquidar el crédito y las acciones ya volverán al lugar donde he comprado. En la bolsa las pérdidas no se materializan hasta que vendes.

gráfico histórico del ibex

Vaya, llevo comprado desde el 2007 y esto no se da recuperado.

Seguro que es verdad que la bolsa a largo plazo se recupera, lo que se olvidaron de decirme es a qué plazo.

Me parece que también se olvidaron decirme que debería haber entrado en el mercado sólo con una parte del capital que disponía para operar y que debía fijar un stop-loss en todas mis operaciones.

Bueno… igual me lo dijeron pero no hice mucho caso. Eso de la gestión del dinero es tan aburrido… además, no paraba de subir ¿para qué debía hacerlo?

Esto es sólo una pequeña muestra de lo que sucede en los mercados bursátiles. Es, insisto, una pequeñísima muestra y para el largo plazo. Si nos vamos a intradía, los barridos, rumores, consejos, y más variadas trampas dejan lo expuesto a la altura del betún. Sólo hay que adentrarse un poco para percibir en qué mundo oscuro te estás metiendo.

Un mundo oscuro, muy adictivo, como todo aquello en lo que hay dinero de por medio pero lleno de trampas y puñaladas traperas que te hieren donde más te duele, en tu EGO. Es aquí donde está el quid de la cuestión, en que seas capaz alguna vez de dominar tu EGO. 

Primero, antes de intentar vencer al mercado debes intentar vencerte a ti mismo.

Artículo Escrito por

Javier Pena

Trader en divisas, bolsa y materias primas.