¿Cómo debes operar con datos intradía de por medio?

Uno de los mayores dilemas a la hora de operar que se le presentan al trader es el de qué tener en cuenta a la hora de abrir una operación. Qué si gráficos, que si noticias, datos macro…

La mayoría se decantan por todo a la vez, y la verdad, es que para lograr la consistencia en el trading, aunque todos los traders pasemos por las mismas etapas, hay diferentes caminos para llegar al objetivo.

El problema de hacer lo que todos hacen es que tú también harás lo mismo.

Solución: buscar tu propio camino, con todo lo que ello te acarree.

La mayor parte de los traders siguen las noticias, los datos y luego los contrasta con los gráficos para así tratar de determinar el mejor punto de entrada. No contento con esto suele buscar la opinión de otros traders en la red para que estos confirmen su decisión.

Consultar las opiniones de los demás suele ser bastante contraproducente sobre todo en el sentido de que cambiarán para bien o para mal cualquier opinión personal sobre la situación. Siempre tendemos a pensar que los demás saben más que nosotros y que si ellos piensan diferente será por algo y no vas a ser tu el que lleves la razón.

Otra muestra más de la psicología que existe en el mercado y la determinación humana de seguir siempre a la masa, vaya a donde vaya, esté equivocada o no. Si acierta muy bien, que listo soy, y si falla … por lo menos no he sido yo sólo. “Mal de muchos consuelo de tontos”.

Considero que para llegar a vivir del trading la investigación tiene que partir de uno mismo, es vital. Y esto es necesario para refutar o no la información con que nos bombardea el mercado a cada minuto.

Necesitas de una formación y experiencia muy intensa para vivir del trading. Necesitas hacer músculo.

¿Cuántos traders hay que entran intradía en base al calendario económico? ¿Cuantos hay que ganan? No compensa.

A sabiendas de la multitud de traders que se concentran alrededor de la plataforma en horas clave, los creadores de mercado tienen trampas de toda índole. Su favorita; el barrido. Arriba, abajo y a ambos lados a la vez.

¿Mejor stop mental? en mi caso no. No se lo mentalmente fuerte que eres tu, pero la palabra ya lo dice todo: stop-mental. Cuando te expones a dejar que la mente piense te estás metiendo en el peligroso terreno psicológico y es muy difícil, si estás en pérdidas, cerrar con disciplina en todas y cada una de las operaciones.

Fíjate que digo en todas y cada una, porque con que no respetes una sola y el precio no vuelva en esa operación al punto de entrada será tu eliminación como trader.

Por tanto, todo lo que puede ocasionar una pérdida al operador merece la pena desecharlo.

La avaricia no te deja, sabemos que ante un dato a favor de nuestra posición se puede ganar mucho dinero pero como el dato sea en contra y aun encima forme un hueco, no nos salva nadie. Y ya no hablo de si estás apalancado.

Estar apalancado y que la posición corra en tu contra es una de las experiencias más duras que puede vivir un trader.

Ver como se destruye tu capital a marchas forzadas, como se incrementan las pérdidas, como no eres capaz de cerrar porque esperas una recuperación para hacerlo, es dramático. Darse cuenta como aquella primera pérdida, que al principio te parecía grande, ahora ya no te parece tanto y que ahora “matarías” para perder sólo eso.

Una vez que estás perdiendo mucho ya no serás capaz de cerrar. Llega un momento en que lo asumes y dejas correr ya las pérdidas hasta donde sea. Lo has aceptado. Arriesgas la cuenta con la esperanza de recuperarte.

Esto supone horas de espera para la deseada recuperación. Además, el mercado es muy canalla. Tras la caída llega el rebote, normalmente hasta la mitad. Te haces a la idea de que ya se va a recuperar del todo y en vez de cerrar aguantas para ver si llega un momento en que no pierdes nada, el mercado así te lo hace creer que va a pasar.

Incluso puede que promedies (añadas más lotes) para que la recuperación se adelante y de paso si llega la cotización a donde has abierto la primera operación salgas con ganancias. Pero, como digo, el mercado es muy cruel, y cuando vuelves a soñar, a tener esperanza, este se da la vuelta y cae con más fuerza si cabe, machacándote la cuenta y el ánimo.

El resultado lo sabemos todos. Si la cuenta no tiene el suficiente capital para aguantar la sangría, nos visitará margin call. Y si lo tiene, tardarás días, semanas, meses o inclusos años en recuperar tu capital, si lo haces. Días, semanas, meses e incluso años sin liquidez para hacer lo que más te gusta,  trading.

Ante esto, el stoploss, así como pasar de toda aquella situación que te hace perder, está más que justificado.

Y a lo que iba, si operar en base a datos macro intradiarios (calendario económico) significa comprar casi todas las papeletas para perder, la solución es cerrar todas las operaciones antes de que el dato se de a conocer. (Yo ya hace tiempo que lo hago).