Ciertos inconvenientes de la operativa intradía

Cuando opera intradía, el trader pierde de alguna manera el sentido de la situación general del mercado.

Esto es más evidente según baja en la temporalidad del gráfico.

A medida que el Time Frame en el que opera es más pequeño, más está expuesto a los movimientos azarosos de las cotizaciones. Es frecuente ver a traders operar en el gráfico más bajo que la plataforma le ofrece. El ser humano necesita controlarlo todo en su mínima expresión. Las pérdidas son más evidentes y numerosas cuanto menor es el espacio temporal.

En dichos espacios temporales es frecuente observar varias tendencias hacia arriba y hacia abajo, de mayor y de menor duración. Por supuesto que no será necesario decir que para aprovecharse de esos movimientos, por lo general cortos, hace falta operar con un volumen de lotes elevado.

Son muchos los inconvenientes de la operativa intradía:

– Azar

– Desfocalización de la situación real del mercado

– Se dan muchas señales de entrada que en su gran mayoría no cubren comisiones.

– La suma de las pérdidas de las operaciones negativas no suelen compensar la suma de las ganancias de las operaciones positivas, causa que no sólo incide en la cuenta del operador sino en su psique.

– Necesidad de estar prestando continuamente atención a lo que sucede en el mercado.

– Sobreoperación con sus consiguientes pérdidas de capital, tanto por las operaciones negativas como por las comisiones.

– No permite añadir más posiciones sobre beneficios ya que los rápidos movimientos no lo permiten.

– Se suele marcar un objetivo de ganancias, cortando de esta manera las mismas.

– Aunque se establezca un objetivo de beneficios de 3 a 1 nunca se sabe cuando se va a alcanzar dicho objetivo. De hecho, la mayoría de las operaciones intradía se cierran porque salta el stop antes de tocar dicho objetivo.

– Fijar un objetivo es como jugar a ser adivino tratando de averiguar cuando la tendencia se va a parar o a dar la vuelta.

– Si averiguar el “timing” de mercado fuese tan fácil ya hace mucho que el Dow Jones se habría dado la vuelta. Incluso Golman Sachs es incapaz de adivinar su giro.

– Volviendo a un objetivo 3 a 1. Si se tienen 3 operaciones negativas, en las cuales se elimine un tercio de las ganancias, bastarán 3 operaciones consecutivas para que la ganancia quede neutra. Y esto siempre que se respete el % de pérdida de un tercio.