¿Operas a discreción o en base a cierto tipo de señales?

El trader debería familiarizarse y operar con ciertas señales puntuales en el mercado (aquellas que por historial más rédito le ofrecen), dejando pasar el resto.

Es imposible capturar con éxito todos los movimientos, por lo que es vital esperar el tiempo que haga falta, sólo por aquellos que tienen más probabilidades.

Hay muchos mercados en los que operar. Con esto quiero decir que puede ser tedioso para un trader activo limitarse a que aparezca la señal de entrada que espera, en un sólo mercado. Podemos abarcar muchos activos a la vez hoy en día.

También podemos definir un tipo de entrada en concreto por mercado dependiendo si operamos por análisis técnico o macro, o también por tipo de mercado (ciertos mercados obedecen mejor a unas señales que a otras).

Pero lo que hay que tener muy claro es que hay que obviar el resto de entradas que no tienen nada que ver con la que esperamos, puesto que en un porcentaje altísimo serán entradas fallidas.

Por supuesto que será muy difícil renunciar a ellas pero es que ahí está el quiz de la cuestión, la fortaleza mental como punto de apoyo.

Es ahí donde reside «el secreto» entre un trader ganador y otro perdedor. En saber resistirse a la tentación , el saber decirle al Mercado que NO, que no es eso lo que esperas.

El trader debe entender que tratar de atrapar el resto de entradas que nada tienen que ver con la suya es fracaso seguro.

Paciencia y sangre fría.

Rutina diaria

Somos animales de costumbres, de rutinas.

Efectivamente, nuestro cuerpo-mente funciona mucho mejor si lo acostumbramos a seguir una rutina diaria. Es mucho más efectivo, competitivo.

Y efectividad y competitividad son dos aspectos que van unidos al trader.

Esta es, por tanto, mi rutina diaria:

  • Programar el día. Es vital para organizar el tiempo disponible. Muy a tener en cuenta: casi todo nos llevará más tiempo hacerlo de lo que prevemos.
  • Calcular el número de tareas según el tiempo disponible. Teniendo en cuenta lo anterior, programar un número de tareas mayor de lo que podemos hacer tendrá como resultado que no las haremos tan bien como debemos y, peor aun, el stress irá en aumento. Es mejor dejar un tiempo prudencial de descanso entre una y otra.
  • Ducha caliente-fría. Nada mejor para empezar el día relajado. Nota: los días que salgo a correr me ducho tras la carrera. No es bueno ducharse en demasía, eliminamos el manto ácido de la piel y esto puede acarrear problemas.
  • Me lavo los dientes antes de desayunar. Puede sonar a risa pero me da un gran frescor y una agradable sensación. Sólo los lavo con pasta en este momento, luego sin ella tras cada comida. Nota: utilizo la aplicación Yuka, tanto para mi alimentación como para los cosméticos. Nos meten mucha porquería en el cuerpo.
  • Desayuno completo. Hay que meterle energía al cuerpo, y de la sana. Hidratos de carbono, leche y fruta. Me mantienen sin probar bocado de 9:00 a 14:30
  • Lectura de noticias relacionadas con los mercados. Paso buena parte de mi tiempo de trading leyendo y buscando pistas para abrir o cerrar posiciones (luego las cotejo con los gráficos correspondientes). No practico el day-trading. Tengo que reconocer que, hoy en día, es la estrategia que mejor me funciona.
  • Descansos cortos. Tomo pequeños descansos cada x tiempo de trabajo. Me permite retornar con energía renovada y aguanto más tiempo haciendo lo que tengo que hacer cansándome menos.
  • Comida. No suelo comer entre horas, aunque ahora estoy probando la «estrategia» de no dejar el cuerpo sin comida más de 4 horas para ver si de esta forma puedo mantener mejor la concentración y la energía constante. Además, no suelo llenar el estómago más del 70% de su capacidad. Me produce somnolencia, bajo rendimiento y pesadez. Comida sana, fruta, yogur y agua.
  • La tarde la dedico a otras tareas, a echarle un vistazo a cómo están acabando el día los mercados, la familia, amigos, etc. Vamos, que desconecto.
  • Cena ligera. Frecuentemente ensalada y leche. Si «cargo» el estómago no duermo y luego lo acuso al día siguiente.
  • Estiramientos. Lo siento, pero el placer que me produce el estiramiento de los músculos agarrotados es espectacular. Suelo utilizar la APP de esta página. De utilizar el ordenador, conducir, el móvil, etc. se me acortan los músculos del pecho, brazos y dedos, así como la parte superior de la espalda. Y las piernas de estar sentado. Bueno, que estiro un poco de todo, jajaja. Lo cierto es que me permite dormir de maravilla.
  • Meditación. Pensar ocupa cierta parte de mi rutina. Menos de lo que me gustaría pero cada vez más. La mente es nuestro punto fuerte, con las distracciones que hay hoy en día pocos la usan. Es nuestra ventaja. Así como hacemos ejercicio para tener el cuerpo tonificado, la meditación tiene el mismo efecto para la mente. Te libera, ordena tus pensamientos, busca atajos para lo que tienes entre manos y te da nuevas ideas y soluciones. Mejor cuanto más silencio hay a tu alrededor.
  • Dormir. Estoy programado para dormir 7:15. Es cómo mejor funciona mi cuerpo. Si duermo menos ando atontado y si me paso de horas, más de lo mismo. El descanso es vital para rendir al 100%. No hay nada que recupere mejor al cuerpo y la mente.
  • Leer libros. Cuando tengo tiempo libre me instruyo «siguiendo la línea». Esto es leer relacionado con lo que tengo entre manos, con lo que quiero solucionar. Leer por leer no me conduce a nada. Nuestro tiempo es limitado y no podemos abarcarlo todo. Además te sales del camino trazado u objetivo, como le quieras llamar.
  • Cuidar las posturas. Tan importante o más que el ejercicio es cuidar las posturas cuando estás sentado, acostado, andando, corriendo, conduciendo, etc. Es más efectivo que ninguna otra cosa. Si no lo haces así acabarás teniendo desordenes musculares que influirán negativamente en tu esqueleto, con las consecuencias pertinentes.

Bueno, esta es mi tarea del día a día de lunes a viernes. Los fines de semana y festivos programo tareas en family. Viajes, rutas, actividades… Es bueno disfrutar de los tuyos. NO HAY MAÑANA, HAY HOY.

Y el hecho de programar las tareas es que me pierdo mucho si no lo hago, malgasto el tiempo, baja mi productividad y procrastino más de lo que deseo.

Pero bueno, como he dicho, esta es mi rutina y la que me funciona. Siempre sometiéndola a actualizaciones y mejorándola para mí y mis objetivos. Cada cual debe personalizar la suya según sus intereses.

Catalizadores y cierre

Lo primero es acertar con la operación, o sea, que una vez la abras no acabe saltando el stop, y luego, mejor más pronto que tarde, esta comience a avanzar a tu favor.

Para ello, leer mucho: noticias, datos macro, decisiones de los Bancos Centrales, indicadores económicos, y luego confirmar las sospechas o el mensaje que has logrado intuir tras el análisis con el gráfico.

Luego, cualquier trader es capaz de aguantar la posición y ver como las ganancias crecen mientras los retrocesos sean mínimos.

El problema surge cuando ya estás ganando una cantidad importante y el retroceso es también importante, viendo que las ganancias ya son bastante menores respecto a las que llegaste a tener.

Ahí surge la duda entre esperar o cerrar, pero por lo general cierras lamentando no haberlo hecho antes. Claro que no son pocas las veces en las que tras cerrar, la cotización se vuelve a recuperar y supera las máximas ganancias latentes que tuviste en su momento.

Observando cualquier gráfico se puede ver claramente que una tendencia no sólo consta de avances sino también de retrocesos. Cerrar tras el primer retroceso no logrará equilibrar las pérdidas.

No es fácil acertar con la entrada o la salida, por eso hay que leer mucho acerca del escenario económico del momento, y de las previsiones. Una visión más generalista, con muchas opiniones de diversas fuentes, darán al cerebro lo necesario para procesarla y tomar una decisión de apertura y de cierre mucho más precisa que cerrando por intuición.

La mejor plataforma

Es cierto que ahora colaboro con XTB, pero seguramente los lectores más antiguos del blog reconocerán cuando solía hablar de la principal plataforma de dicho broker, la Xstation, como la mejor y más desarrollada que he probado, incluso por encima de la Metatrader, plataforma que también ofrece este broker cuando abres cuenta con ellos.

Lo cierto es que la calidad de los gráficos de la Xstation son muy potentes a la hora de utilizarlos para analizar los mercados así como la facilidad que te ofrece para gestionar las operaciones, tanto antes de abrirlas como en el transcurso de las mismas.

Se darán cuenta cuando hablaba en algún artículo de la Xstation como la plataforma que usaba para tomar mis decisiones de compra-venta aunque abría y cerraba las operaciones en una cuenta que tenía con otro broker 🙂

Y también, si se fijan, la mayoría de los gráficos que aparecen en este blog son capturados de esta plataforma en muchos de los artículos, desde antiguo.

Y es que el resto de plataformas dejan mucho que desear.

En la actualidad colaboro con XTB y también tengo cuenta, considero que se ha ganado un hueco en el mercado (los premios lo avalan). Pero no sólo eso sino que además de poder operar al alza y a la baja por medio de los CFDs, ahora han ampliado la oferta y también puedes operar en acciones al contado en casi todas las bolsas más importantes del mundo, así como también en los tan de moda ETFs.

Es un gusto, o mejor, un lujo, tener todos los mercados, incluso el de bonos, en una sola plataforma.

Siempre ha sido un broker que me ha cautivado por su plataforma pero ahora también por su seriedad y profesionalidad y por la cantidad de mercados y posibilidades que ofrece para operarlos.

Ya de por sí es bastante difícil vencer al mercado como por encima tener que hacerlo con un mal broker.

Una confesión

Llegados ya a este punto, donde puedo decir que llevo un tiempo razonable operando en los mercados, voy a comentar lo que hasta ahora me ha funcionado mejor.

He probado de todo desde mis inicios, desde análisis técnico hasta fundamental, desde acciones hasta divisas. He hecho numerosas pruebas, backstestings, investigaciones, etc, etc, etc.

Y bien, mirando atrás y comprobando resultados históricos, aunque tengo que decir que ha sido todo un proceso y no se si aislando estas premisas actuarán por sí solas o si bien hay otros aspectos añadidos que no reconozco, lo cierto es que estas has sido las normas o actos, por así decirlo, que más beneficios me han reportado:

  • La operativa en divisas (Forex). Tengo que reconocer que mis mejores ganancias han venido de este mercado. No se, me resulta más fácil intuir los movimientos, quizá sea porque los bancos centrales ponen de su parte al decir de alguna manera lo que van a hacer… Tambien porque me permiten operar en ambas direcciones (corto o largo). También porque son las que ofrecen las ganancias más rápidas. Las acciones tardan bastante más con sus movimientos. Además, como sólo se operan al alza (hablo de compra de acciones al contado) en los momentos de crisis tienes que esperar años, primero a que bajen y luego a que se recuperen a base de incremento de beneficios de las empresas que cotizan, etc, o sea, demasiado lento para mí, demasiado lento para una vida. Necesito divertirme, no puedo estar sin hacer nada años y años. Es cierto que el value, ahora de moda, es interesante pero te tiene que gustar el análisis contable de las miles de empresas que hay por todo el mundo (algo bastante tedioso para mí) para luego, después de tantos años de apostar por un valor que no te de los resultados que esperabas. Años perdidos. Además, muy pocos o casi ninguno son los que superan la rentabilidad que ofrece el mercado año tras año. Vamos, comparando trabajo vs beneficio, claramente descartada esta opción. Quién sabe si algún día… De hecho lo he intentado mínimamente hace poco pero me he vuelto atrás al recordar el dicho «si algo funciona, no lo cambies».
  • Mantener mis reglas lo más simples posible. Cada cierto tiempo hago una «limpieza». Ya sabemos que a medida que avanzamos en las investigaciones, en nuestro trabajo, etc, vamos acumulando más y más «cosas, apuntes…» que lo único que hacen es ocupar y no aportan nada. Por lo que cada cierto tiempo, hago una limpieza y elimino aquello que no me aporta nada. Simplificar, hacerlo todo minimalista. Este es el ideal a perseguir. El famoso 20/80 de Pareto donde el 20 % de lo que haces aporta el 80% de los resultados. No hay que buscar donde no hay, ni sacrificarse sin más ni más. La mayoría de las veces, lo más fácil, lo evidente, es lo que mejor funciona.
  • El flujo del dinero. Algún día lo explicaré en detalle. Quizá en algún curso que tengo planeado en el futuro. He intentado por activa y por pasiva adivinar el futuro de los mercados por medio del análisis técnico. No lo he conseguido al nivel que yo quería, y ahora simplemente lo utilizo como apoyo a unas fuerzas mucho más poderosas que son realmente las que en realidad mueven los mercados y permiten concretar con bastante más precisión donde está el inicio y final de una tendencia. No digo que sea infalible pero tengo que reconocer, que de lejos, ha sido lo que mayor rentabilidad me a ofrecido. Repito, el flujo del dinero o lo que yo llamo «Efecto Discoteca»: identificación de los factores que dirigen el dinero de un mercado a otro. Esencial.
  • Y, en cuanto a herramientas técnicas, 2 imbatibles: mantener el stoploss lo más alejado posible y mantener la «apuesta» muy baja, no arriesgando nunca más del 0,5% del capital total (hablo de la operativa en divisas). Últimamente opero con CFDs.

La duración de la tendencia

Con un gráfico en la mano y siendo realistas, ¿Cuánto dura una tendencia primaria en el tiempo?.

Observando el gráfico de cualquier mercado es fácil definirlo. Algunas duran meses, incluso años.

Entonces, ¿por qué ese afán de estar entrando y saliendo a cada momento?

¿Alguien se ha parado a sumar el gasto en comisiones que genera su operativa?

Pues si no lo ha hecho bien podría hacerlo en primer lugar en vez de hacer cualquier otra cosa.

Las tendencias son lo que son, no se originan de la noche a la mañana. Cada mercado tiene una, incluso hay mercados que se copian. No esperes 10 tendencias primarias en un mes. Gracias si te encuentras una.

S&P500 – mensual
Petróleo brent – mensual

Pero es que no necesitas nada más. Localizar la tendencia – entrar – dejar correr – salir. (Puedes añadir más posiciones sobre beneficios mientras estos corren a tu favor, eso sí, ¿pero qué más quieres extraerle al mercado?)

Más simple de hacer no puede ser. Claro que lo complicado es localizar esa tendencia.

Creo que Warrent Buffet lee/analiza más de 5 horas al día empresas. Una jornada laboral suele tener 8 horas diárias. Pues la operativa en los mercados necesita más de lo mismo: dedicación.

Y una vez que esa dedicación deja un rastro de acumulación de horas, la experiencia es mayor y más fácil resulta también localizar las oportunidades.

Sí, hay que dedicarle horas al análisis como también lo haces para comprar un coche, planificar un viaje… Pues operar correctamente en los mercados también requiere de su tiempo. No es observar un gráfico, o leer una recomendación y hala, a comprar…

Dedicación. Es cierto, cuantas más horas mayores y mejores los resultados, supuestamente.

Pero hay algo más que la acumulación de horas sobre un mismo tema para lograr la especialización. Esa acumulación de horas conlleva la eliminación al máximo del resto de tareas y actividades.

Pero ya no para conseguir más horas para lo que nos proponemos sino para lograr el estado mental necesario.

Cuantas más actividades hagas en más sitios tendrás la mente, cuando lo que tienes que hacer es centrarte úncamente en tu objetivo.

¿Por qué creeis que los traders que más éxito tienen son aquellos que más se aislan del mundo?.
Cuanto mayor sea el número de tareas, mayor distracción de la mente, y esto es mortal de necesidad para el trading.

Es duro sí, por eso es necesario que lo vivas como algo que te gusta mucho, como algo prioritario, sino es imposible de lograr.

El trading requiere un gran sacrificio y este es el aislamiento, eliminar al máximo todo aquello que no tiene que ver con los mercados.

Sólo tenéis que consultar el perfil de los mejores en cualquier campo. Dedicación total las 24 horas del día.

El ejemplo más cercano para todos son los deportistas de élite: contemplar su rutina diaria a lo largo de los años de su vida profesional y lo entenderéis.

Los mercados financieros, un mundo aparte

Solemos referimos a «la suerte del novato» como a la suerte que tiene un inversor a la hora de ganar dinero nada más empezar a operar en los mercados financieros.

Y lo cierto, es que esa «suerte» tiene una razón de ser. Y es que en una primera aproximación al mercado, el principiante opera tomando en base los fundamentos, lo que importa, de manera que pone a trabajar, sin saberlo, el Principio de Pareto, por el cual con el 20% de sus acciones (que no valores) consiguen el 80% de los resultados.

Y es cuando, al ganar dinero, y profundizar en sus análisis, no sólo no consigue mejorar los resultados sino que los empeora.

Si se hubiese mantenido en el tiempo operando con las reglas básicas con las cuales operó al principio, cuando ganaba dinero, los buenos resultados se habrían mantenido en el tiempo.

Pero por naturaleza queremos saberlo todo de todo y al detalle. Así que una simple operación sin esfuerzo aparente y con máxima rentabilidad la convertimos en un conjunto de actos laboriosos que apenas logran resultados positivos.

Más a veces es menos, sobre todo en los mercados financieros, pero esta fina línea es muy fácil de traspasar en un mundo donde se valora el esfuerzo (a más esfuerzo mayores ganancias), pero el caso es que el mundo de los mercados es otro mundo.

Comienzo de una nueva etapa

Los que me habeis seguido hasta ahora o habéis leído el blog, sabréis que, si bien, en un primer momento, como se caracterizan todos los comienzos, el trading ocupaba buena parte de mi día a día, el desarrollo y simplificación de mi sistema de trading dió lugar a que este hecho me dejase mucho tiempo libre.

Ya sabeis: buscar – comprar – esperar hasta que el mercado te expulse.

Pues bien, tanto tiempo libre me llevó a otras ocupaciones por aburrimento. Volví a mis orígenes aunque esta vez como docente en la FP.

El caso es que no me hago sin mi pasión: el trading y los mercados. Y aunque mi tipo de operativa se haya vuelto más pasiva, por ciertos aspectos que ya he reflejado en sucesivos artículos de este blog. Entre ellos mayor rentabilidad cuanto más quieto me estaba…

Lo cierto y aunque me he vuelto más pasivo en mi operativa, sigo igual de activo en los mercados, así que vuelvo, y esta vez abarcando más activos y herramientas, ya no sólo divisas sino que también me voy a involucrar en materias primas, índices bursátiles e incluso acciones (que aunque sabeis que nunca fueron plato de buen gusto para mí) las voy a tener también en cuenta.

A lo largo de la vida de trader vas evolucionando, o abres nuevos horizontes que antes tenías vetados, vamos, como en la vida misma. Así que esto ha pasado,sigo con mi estrategia pero abarcando más mercados e incluso herramientas como pueden ser los ETFs.

Necesito estar en contacto con los mercados, opere más o menos, y eso es lo que pretendo hacer aun más a partir de ahora.

Así que iré anotando en este blog todo aquello que me parezca relevante, pero ya no sólo como ahora en lo que respecta a la investigación sobre trading sino también buscando oportunidades en el mercado siempre desde un punto de vista personal.

Tómense estas como un punto de vista más de otro trader, de los muchos que somos en el mercado, y no como un mantra para invertir.

Como colocar un stoploss

No hay un lugar exacto, concreto, donde colocar un stoploss.

Su éxito, en la colocación, depende de la habilidad/experiencia del trader.

Por lo general suelen ser más efectivos cuando se colocan debajo de un soporte (si operas al alza), encima de una resistencia (si operas a la baja) pero hay que tener muy en cuenta el Time Frame en el que operas ya que no tiene la misma fuerza un soporte/resistencia en espacio temporal de 10 minutos que uno diario, lógicamente.

A la hora de colocarlo hay que tener en cuenta, también, un posible retroceso en nuestra contra antes de que la cotización coja el camino previsto. Con esto quiero dejar claro que es dificilísimo abrir una operación y que esta se sitúe en verde hasta que decidamos cerrarla.

Ponerlo muy próximo al precio, por tanto, supone que cualquier pequeño retroceso nos expulsará del mercado.

Así que si eres de los que pone el stoploss muy cerquita de la cotización actual para perder poquito que sepas que la suma de esas pequeñas pérdidas habrá dado un importante bocado a tu cuenta, difícil de recuperar.

Para operar con un stop que te de suficientes garantías de no caer en todos los retrocesos o frecuentes barridos, necesitas una cantidad suficiente de capital. Cuanto más lo alejes más lo necesitarás.

Pero alejar el stop supone también (siempre que respetes el porcentaje de pérdida por operación) operar con menos contratos/lotes.

Así que el trader tiene que saber/aprender a lidiar con ello. (Esta es una de las razones que confirma el por qué del fracaso de los sistemas de trading automáticos). Estos últimos son muy rígidos, muy primitivos, y nunca podrán ganarle consistentemente a un mercado tan cambiante como los que solemos operar.

Por consiguiente, partiendo de un capital inicial y determinada la cantidad que vamos a arriesgar por operación (yo nunca arriesgo más del 0,5%), una vez identificada dicha operación, hay que decidir si es tan segura como para poner el stop cercano abriéndola con más lotes/contratos o si por el contrario será mejor mantenerlo un poco alejado, para asegurarnos, y operar con menos lotes.

Por último, está claro que el objetivo del trader será poder operar con el stop suficientemente alejado y con un número importante de lotes/contratos arriesgando el mínimo capital posible por operación.

Entonces, para operar con garantías y tener la posibilidad de ganar importantes sumas de dinero sin que la cuenta no sufra en las pérdidas hace falta una importante cantidad de capital en la cuenta operativa.

Los pequeños especuladores carecen de ese capital por lo que entre otros errores apuestan por operar con más lotes/contratos y stops cercanos o incluso sin stop. Y es esta una de las razones por la que duran muy poco tiempo en el mercado.

Así que, sólo la experiencia te dirá donde situar el stop y si será mejor ponerlo próximo abriendo la operación con mas lotes o ponerlo más alejado y con menos lotes.