Capital que necesitas para intentar vivir del trading

En contestación a un correo por parte de un lector escribo este post por si alguien mas puede sacar alguna conclusión clara al respecto del título del mismo.

Las circunstancias de cada uno son las de cada uno. Estas fueron las mías en concreto:

Antes de decidirme a dejarlo todo por el trading, más o menos, ya ganaba el sueldo que cobraba en mi trabajo habitual. Además tenía unos ahorros, fruto de dicho trabajo, que me permitían vivir unos años sin trabajar.

A esto se le añadieron otras 2 fuentes de ingresos:

– llegue a  un acuerdo con mi jefa para abandonar la empresa por lo que recibí la mitad de la liquidación (si me voy por mi cuenta, cosa que la jefa no sabía, no percibiría ninguna indemnización).

– Además me arregló para el paro, lo cual me daba un margen para subsistir durante más tiempo.

Con todo esto quiero decir que llega un momento en que te tienes que independizar para dedicarte a tiempo completo al trading, es imprescindible. Y para ello necesitas un respaldo económico que te deje vivir varios años sin trabajar y también que te permita sacar x dinero para abrir una cuenta para operar. Decir que este dinero no lo podrás tocar ya que es un fijo que te permitirá sacar las ganancias. Cuanto más puedas aportar mejor.

Y ni que decir tiene que desde ese mismo instante la conservación del capital existente primará por encima de cualquier cosa. Es nuestra materia prima, sin ella se acabó todo. Entonces, la gestión del capital, por medio de stop-loss y la operativa con el número adecuado de contratos, se convierte en la causa principal que el trader que quiera vivir de esta profesión tendrá que resolver primeramente.

Siempre será mejor dejar de ganar que perder. Siempre.

Yo repartí el dinero en 3 cuentas. Primero abrí una para operar con futuros sobre índices y acciones, luego otra para Forex y finalmente una última para CFDs.

Por otra parte, si estás sólo en esta empresa sólo te tendrás a ti como limitación. He conocido a traders en los que la pareja era un impedimento. Y es normal porque estar varios años ganando poco o nada mientras adquieres experiencia no lo soporta todo el mundo.

En mi caso ya tenía experiencia de años, no a tiempo completo claro, pero ya no empezaba de cero, por lo que fue más llevadero. De todas maneras fue mi mujer la que me hizo dar el salto. Sin ella estoy seguro que seguiría ejerciendo mi antigua profesión, una por la seguridad de un puesto fijo y un salario mensual y otra porque me sentía muy a gusto con mis compañeras.

Económicamente, también contaría con la ayuda de mi mujer, la cual se pondría a trabajar si fuese necesario mientras no me consolidaba lo suficiente, aunque no fue necesario.

Mucha gente no se da cuenta de que el trading es una profesión y que al igual que un médico que cursa su carrera de 5 años + MIR + cursos, más la experiencia que empiezas a adquirir una vez que comienzas a trabajar de verdad, esto supone un número de años considerable sin ingresos o casi.

El trading, considerado uno de los oficios más duros del mundo, no se aprende leyendo 4 libros y asistiendo a 2 cursos. La gente se toma el trading como un hobby y es aquí donde está el fallo, no entiendo como no se dan de cuenta.
Luego llegan al mercado y le pasan por encima como una apisonadora, le machacan la cuenta en horas y se quejan de que les vigilan las posiciones y que todo es una trampa.

Por favor, esto no es: “Si sueñas, Loterias del Estado”. Si sueñas, te la pegas. El trading es un trabajo de verdad que necesita de muchas horas de práctica, 10.000 aproximadamente.

Como decía el antes médico y ahora famoso trader All Brooks:

“Decide si es un pasatiempo o un trabajo. Si es un pasatiempo, mejor encuentra otro porque este va a resultar muy caro y peligrosamente adictivo”.