Buscando la excelencia como trader

Muchas veces he comentado, debido a la gran dificultad y esfuerzo que exige la profesión de trader, la necesidad de reducir todo a la mínima expresión para tener alguna posibilidad de triunfar.

Hay una máxima que lo resume todo: “serás más experto y obtendrás más resultados en aquello a lo que más tiempo le dediques”

Esto es indiscutible. Todos tenemos el mismo tiempo. El día tiene 24 horas para todos. La diferencia estriba en el modo en que las empleas y en el qué.

Se supone que tenemos un tiempo para dormir y otro para comer, estar con la familia y el necesario ocio. (Para mí el ocio es mi trabajo. Esto es muy importante, porque para sobresalir en cualquier campo te tiene que gustar lo que haces, sino siempre serás un mediocre).

Es en el resto de horas que nos quedan libres en donde podemos marcar la diferencia. Si esas horas libres, supongamos 8, por poner un ejemplo, las dedicamos a 2 tareas a la vez, dichas horas se repartirán en 4 para cada una de ellas. Esto viene a decir que seremos buenos en esas 2 tareas pero seríamos mejores en una de ellas si le dedicásemos las 8 horas en su totalidad y eliminásemos la otra tarea.

A veces es muy difícil elegir pero es esencial hacerlo para llegar a ser un experto en la materia. En esta vida no tenemos tiempo para todo por lo que sólo nos queda elegir.

Sólo hay que ver a los mejores deportistas. Eligen una disciplina desde pequeños y perseveran en ella hasta que consiguen llegar a lo más alto. Hay que estar fijándose continuamente en lo que hacen los mejores de cada profesión y copiar las cualidades de cada uno, las cualidades que han hecho de ellos un referente en su profesión.

Hay que distinguir también entre tiempo de trabajo y tiempo de trabajo efectivo. Un partido de fútbol dura 90 minutos pero de juego efectivo puede rondar los 30 minutos.
Con esto quiero decir que aunque dispongas de 8 horas si sólo haces efectivas 2 horas, el avance, lógicamente, será más lento.

Aquí ya entra en juego la fuerza mental de cada uno así como el compromiso adquirido para llevar a cabo la tarea elegida.

Y como siempre, será la consistencia la que te dará los resultados. Está claro que es muy difícil lograr una disciplina tal que te mantenga concentrado las 8 horas, pero si logras 5 horas todos los días durante varios años, serás de los mejores en el trabajo que te hayas encomendado.

Mucha gente empieza con mucho ímpetu y cuando no ve resultados pronto, abandona. Así que su vida se reduce a estar comenzando tareas cada x tiempo para abandonarlas poco después. Como se puede adivinar, esa persona estará condenada al fracaso.

Pero aquella que elige una sola y persevera levantándose cada vez que se cae (superando todos los obstáculos), imprimiéndole siempre el mismo ímpetu desde el principio hasta el final, esa sera la persona que consiga llegar a la meta.

El trading es una carrera con muchos obstáculos. Otras muchas profesiones también los tienen, sólo que el trading a diferencia de otro oficio o carrera no tiene un temario establecido, y es por eso que los traders vamos dando tumbos y que nuestra carrera en vez de mostrar una línea recta muestre un camino lleno de curvas.

Pero con dedicación, perseverancia, motivación, ilusión, confianza, levantándose tras cada caída y dando un paso cada día en dirección a la meta, esta estará cada vez más cerca.

NOTA: incluso dentro de la misma profesión o tarea tendrás que descartar algunas cosas por otras.