Bonos norteamericanos: último soporte antes de la venta masiva

El bono norteamericano se enfrenta técnicamente a un soporte decisivo, donde, en primera instancia, bien podría rebotar por la excesiva sobreventa.

Desde máximos y teniendo en cuenta que la figura se desarrolla en un Time Frame mensual (por lo que el recorrido debería tener un lento desarrollo) lo cierto es que no está siendo así aumentando las probabilidades a favor de que el soporte en cuestión se rompa en un futuro próximo.

El mercado no tiene escrúpulos, cuando huele sangre se lanza en picado caiga quien caiga. Cuando sus participantes ven una ocasión fácil de ganar dinero se unen buscando un beneficio propio y rápido.

Ya lo hemos visto en múltiples ocasiones y sin ir más lejos, y salvando las diferencias, con GameStop, con las Bitcoin… No se hasta que punto los Bancos Centrales podrán hacer algo.

Lo cierto es que la figura que se está desarrollando, ya lo he expuesto en un artículo anterior, es una de las que más denotaciones bajistas tiene, así como un alto porcentaje de probabilidades de que se cumpla.

¿Pero, por qué son tan importantes los bonos que ahora mismo están en boca de todos?

Pues básicamente porque su movimiento influye también en el resto de mercados. Por ejemplo, si los inversores ven que la renta fija aumenta sus rentabilidades, traspasarán su dinero de la bolsa hacia esta. Menos riesgo, igual o mayor rentabilidad.

Y si se cae la bolsa norteamericana, las demás no se van a quedar atrás.

Por otro lado, una subida de rentabilidades del bono norteamericano, supone una subida del dólar, por lo que este se apreciará lo cual también influye en el precio de las materias primas, que bajarán (oro y petróleo entre las más conocidas) porque su precio se establece en dólares y costará más comprarlas.

Vamos, que aunque no estemos en el mercado de bonos sus movimientos nos implican a todos, además de ofrecernos una estupenda panorámica para tomar posiciones en los mercados correspondientes.