Categorías
Trading

Asimilación de la técnica y constancia

Los niños que de mayores dominan una tarea o deporte no destacan en ello sólo por las horas de práctica que llevan acumuladas respecto a otras personas.
[…]

Los niños que de mayores dominan una tarea o deporte no destacan en ello sólo por las horas de práctica que llevan acumuladas respecto a otras personas.

Es cierto que es una ventaja muy grande ya que no es lo mismo una experiencia acumulada de 15.000 horas que de 1.000

Esto que digo es totalmente extrapolable al trading, sobre todo en lo que a su parte técnica se refiere.

El comienzo de acumulación de horas en una misma materia desde una edad temprana es por tanto una ventaja de cara al futuro pero no es la única.
La mente de un niño se dice que es como un libro en blanco, totalmente al contrario de lo que le sucede a una persona adulta.

Cuando un adulto se decide a iniciarse en un oficio nuevo, como podría ser el trading (porque casi todos los traders hemos tenido otro oficio antes) es mucho más difícil automatizar muchos procesos que llevan al éxito como especulador. Se dice por tanto que, al contrario de un niño cuya mente está en blanco, un adulto tiene que desaprender muchas cosas, tiene que vaciar por completo su mente para poder procesar otras conductas totalmente distintas que requiere el trading.

Mientras no desaprendas lo aprendido por medio de la meditación y el pensamiento frecuente, ya que lo que queremos cambiar es nuestra forma de pensar,  va a ser muy difícil que vivas del trading aunque tengas las reglas adecuadas sobre la mesa.

Es muy difícil borrar ciertos procesos, por ejemplo el miedo (principal sesgo psicológico que evita ganar de manera consistente) de tu mente, y cuanto mayor eres más debes luchar para hacerlo ya que todo está más fijo o inalterable.

Es por ello que sólo eres capaz de hacer lo que hay que hacer durante un tiempo determinado para volver a caer en la rutina que llevas grabada y automatizada en tu mente por el paso de los años haciendo siempre lo mismo.

Sólo el borrado, sólo el entender qué es lo que debes de hacer y luego hacerlo con constancia para asimilarlo y automatizarlo hará que integres el proceso válido para la operativa, en este caso, de los mercados financieros.

No pasa sólo en el trading pasa en muchos otros procesos cotidianos como pueden ser las dietas por ejemplo. Así que ten en cuenta que las técnicas sólo se vuelven repetitivas tras hacerlas una y mil veces durante mucho tiempo. La constancia se convierte por tanto en la piedra angular.

Sin constancia harás lo que hace todo el mundo:
empezar algo para abandonarlo poco tiempo después por falta de resultados.

«La diferencia está en tu mente»

Por Pena de la Ghetto

Trader independiente