Categorías
Trading

Así me hice autodidacta

Desde siempre me ha gustado leer, a todas horas, mientras comía, en el baño, de madrugada bajo las mantas con una linterna para que mi madre no me viese.
[…]

Desde siempre me ha gustado leer, a todas horas, mientras comía, en el baño, de madrugada bajo las mantas con una linterna para que mi madre no me viese.

Quizá fue por eso que desarrollé una miopía importante (hace 12 años que me operé y sigo como el primer día, cero dioptrías, y eso que mira que «chupo» ordenador y móvil…).

La lectura da grandes conocimientos al lector, sin embargo en el aprendizaje de la profesión de trader no fue todo lo satisfactoria que esperaba.

Hay cantidad de información por la red, en libros, etc. Lamentablemente, mucha de ella no es válida, te lleva por distintos caminos, vamos, leer acaba siendo más perjudicial que beneficioso.

El caso es no lo sabes hasta que lo pones en práctica y ves que la cosa no funciona.

Como he dicho al principio, me encanta leer. A veces veo titulares de artículos de trading que me gustaría echarles un vistazo, pero ya hace tiempo que he comprobado el perjuicio que en mí supone.

Cambian mi forma de pensar, varían de algún modo mis ideas y, siempre acaban por no aportarme nada, sólo pérdida de tiempo.

Cuando practicas, todas las soluciones que puedes esperar de un libro aparecen ante ti como por arte de magia.

Por tanto, en su tiempo decidí eliminar cualquier lectura que tuviese que ver con el trading, sobre todo porque para encontrar algo válido tenía que devorar muchas letras de manera que mi camino se volvía más sinuoso que lineal.

De ese modo me volví autodidacta.

A partir de cierto instante, todo fue investigación, para bien o para mal.

En otros campos, la lectura te lleva a la vanguardia del conocimiento del tema estudiado. Quizá es porque para otras profesiones hay un temario reconocido, una Universidad que lo explica.

En el trading no, nada está contrastado.

De hecho, cualquier trader a medida que va cogiendo experiencia en la operativa se va dando cuenta de quien entiende del tema, quien no, quien gana dinero de verdad…
Lo malo es cuando empiezas, que tienes que pagar la novatada.

«Aprende a operar como un profesional en unos días»

«Sácate un sueldo mensual con sólo unas horas de práctica»

….Bueno, que voy a contar que nadie sepa.

Es una pena, pero son muchos los que se alimentan de la carnaza nueva que llega al mercado cada día.

Pero bueno, son lecciones que tienes que asimilar.

Es por eso que ir por libre te ayuda mucho, es como aprender en la calle, pero sabes que el dinero que vas a perder es el que te va a cobrar el mercado por ese aprendizaje.

Sabes que son los cursos más caros, pero los mejores, los que quedan grabados a fuego en tu mente, los que te marcan.

Es así como el dolor que te causan las pérdidas te ayudan a pasar de una etapa a otra. Es así, operando, como vas haciendo camino.

Un camino largo que te hace pensar muchas veces en pedir ayuda, en caer de nuevo en la lectura en busca de soluciones que no vas a encontrar. Pero de nuevo, una y otra vez la frase golpea en tu cabeza:

«Busca la solución en tu mente y no en la de los demás»

Por Pena de la Ghetto

Trader independiente