Aprende a perder

Cuando estás ganando es muy fácil ponerse nervioso y romper la disciplina.
[...]

Cuando estás ganando es muy fácil ponerse nervioso y romper la disciplina.

El «espíritu» del trader debe ser el mismo tanto en las pérdidas como en las ganancias.

Es por esto que siempre insisto en la necesidad de operar en real cuanto más pronto mejor.
En simulado es realmente fácil guardar la compostura tanto en las pérdidas como en las ganancias pero en real no lo es para nada. Es sencillo de entender. Cuando operas en real está tu dinero en juego (y eso duele) por eso no te estarás preparando lo suficientemente bien hasta que sientas en tus «carnes» el dolor de una pérdida.

Perder dinero duele mucho, tanto en las operaciones perdedoras como ante cualquier retroceso de las ganancias, por eso es vital entrenarte en esta materia psicológica.

Sólo estarás preparado para ganar cuando aprendas a perder

Pues bien, es fácil hacer locuras cuando estás teniendo unas suculentas ganancias o cuando has tenido 4 ó 5 operaciones ganadoras seguidas. Sencillamente te crees «el rey del mambo».

Y es justo ahí cuando sobrevienen las peores operaciones fruto de la pérdida de papeles, mentalmente hablando.

El trader tiene que ser tan frío ante las pérdidas como ante las ganancias. Es fácil decirlo pero sobre el papel te aseguro que no lo es tanto, de ahí, insisto, de la esencial preparación en real.

Llegará un momento en que sientas el desapego natural de los ganadores respecto al dinero. Para ganar tienes que desarrollar el sentimiento de que te importa tanto como una piedra.

Aun así, no basta sólo con eso. No te puedes volver «loco» en una operación en ganancias ni empezar a actuar de diferente manera a como lo sueles hacer. Las pruebas son fuera de mercado, siempre.

Y aquí viene entonces una de las tantas características que tiene que tener un trader de éxito, pero tan importante como la que más:

LA HUMILDAD.

Humildad para saber que eres el mismo que jornadas atrás no paraba de cosechar pérdidas.

Humildad para saber que no eres el mejor y que por muy bueno que te creas siempre habrá alguien que te supere.

Humildad para saber que el mercado sabe más que tú, no por ser el mercado sino por ser más viejo.
Ten en cuenta que el mercado no duerme pero tu si y que le basta esperar con un poco de paciencia a que flaquees para cazarte bien cazado.

Humildad para saber que hoy estás arriba pero que mañana puedes estar incluso más abajo que cuando empezaste.

Humildad para comprender que a veces Dios pone la respuesta en las almas más sencillas.
Nunca subestimes a tus compañeros de trading.

En fin, nunca bajes la guardia ni te confíes. Comprende que el mercado intentará por todos los medios arrebatarte el dinero que le has sustraído pero, cuidado, no te infravalores, tú también tienes el mismo derecho a recuperar todo el dinero que le has cedido y más.

Por tanto, mucho respeto cuando logres la consistencia porque rápidamente se convierte en arenas movedizas.

El Trading en el mercado de divisas o derivados financieros supone un alto nivel de riesgo y puede no ser adecuado para todos, no invierta capital que no pueda permitirse perder. El contenido de esta web y los servicios que se ofrecen no pretenden ser, no son y no pueden considerarse en ningún caso, asesoramiento en materia de inversión ni de ningún otro tipo de asesoramiento financiero, ni puede servir de base para ningún contrato, compromiso o decisión de ningún tipo.