Añadiendo más lotes a una posición abierta

Cuando la operación se mueve con buenas ganancias a tu favor, la tendencia es estable, y parece que te has enganchado a ella, llega el momento de añadir más posiciones a la inicial.

Nunca se debe arriesgar más del 2% de la totalidad del capital total en la suma de todas las posiciones.
De hecho, personalmente, suelo abrir una primera operación arriesgando el 0,5% o menos incluso.

El dilema viene cuando ya has acabado de aplicar ese 2% de capital total en la suma de todas las operaciones e intuyes que estás en posición favorable para añadir más si pudieses.

Llega entonces el momento de ir subiendo el stop de tus operaciones ganadoras, (empezando por la primera que has abierto).

De esta manera te cubrirás, arriesgando una pequeña parte de tus beneficios, pero sin aumentar el riesgo de tu capital total.

Conclusión: mayor número de posiciones abiertas, mismo riesgo.