Añadiendo lotes a una posición abierta: gestionando la salida

Partiendo de que en todo momento un trader debe aspirar a promediar a favor en vez de hacerlo en contra se debe tener claro que esta operación debe de hacerse siempre sobre beneficios.

No hay una cifra, lugar o porcentaje exacto para hacerlo. El trader debe comprender que el resultado de una buena operación obedecerá en gran parte a su habilidad como operador.

Desde que pones un stop en una posición abierta, el secreto está en saber gestionarlo, en saber moverlo, y como he dicho, esta capacidad solo se logra a base de práctica.

Un stoploss no es un punto fijo, si para las pérdidas (nunca lo muevas) pero no para las ganancias.

El punto exacto no es el más próximo al precio de entrada y aunque funciona mejor alejado que cercano será responsabilidad del trader averiguar la mejor posición para este.

Según la lectura que hagas del mercado el stop estará unas veces más cerca y otras mas lejos, hay situaciones propicias para ambas decisiones.

Y sin ser muy acertado ponerlo muy cerca del punto de apertura y aunque la mejor opción es ponerlo lejos para cubrirse de posibles barridos o retrocesos de la tendencia tampoco es muy conveniente ponerlo demasiado distante.
El motivo es que si lo pones todo lo alejado que te permite tu dinero total en cuenta, si tienes mucho capital, sería algo absurdo y sin sentido. Estarías sacrificando distancia por número de lotes abiertos.

Por tanto, cuanto más alejado esté un stop más podrás cubrirte de retrocesos de tendencia y barridos pero tendrás que abrir la posición con menos lotes.

Y si lo pones muy cerca podrás abrir con más lotes (más ganancias a igual recorrido) pero estarás expuesto a dichos barridos y retrocesos.

Así que esta explicación baste para entender que no puede haber un punto fijo o exacto para situar un stop ideal. Entonces, un término medio siempre será lo más efectivo, y vuelvo a recalcar, la elección de ese punto y de que sea el correcto sólo dependerá de la aptitud del trader.

Volviendo a la adición de lotes en ganancias, todo va gestionado por un stop.

Un stop loss se convierte en un Break Even a medida que lo subes. Si sigues subiéndolo pasa a ser un Trailing Stop y si insistes en ello un Profit Warning.

Por tanto, después de saber como elegir la cantidad adecuada de lotes para abrir una posición, el stop se convierte en el mejor y más importante aliado de un trader para gestionar una salida tanto en pérdidas como en beneficios.

Dicho esto, la labor de un trader se reducirá a 3 premisas esenciales:

1ª.- Desarrollar la capacidad para elegir las mejores entradas en el mercado.

2ª.- Gestionar al número de lotes para entrar.

3ª.- Gestionar toda la operación por medio de las diferentes versiones de stop: Stoploss, Break Even, Trailing Stop, Profit Warning

Añadiendo lotes a una posición abierta:

Una vez que estás en ganancias no conviene subir el Stop-loss inmediatamente a Break Even. El stop hay que dejarlo respirar. Si continuamente estás tratando de proteger tus beneficios nunca serás capaz de dejar correr la posición y sólo serás capaz de lograr pequeñas ganancias.

Tu problema estaría entonces en la parte psicológica del trading, concretamente en la que corresponde al miedo. Miedo a ganar y miedo a perder, los 2 más grandes males en la mente de un trader. No hay que tener tanto aprecio por el dinero, respetarlo si pero ese miedo a perderlo te perjudica de manera que te imposibilita ganarlo, te impide dejar correr la posición y, por lo tanto, cierras ante cualquier pequeño retroceso.

Es por esto que el stop es tu principal herramienta, la que te permitirá vivir del trading.

Entonces debe quedar claro que no hay que correr tras el precio como una madre superprotectora, hay que dejarlo respirar. Así que cuando tienes unas ganancias “curiosas” será el momento de aproximar el stop-loss a Break Even. Desde aquí tu EGO ya descansará un poco mejor, ya que sabe que pase lo que pase no perderás dinero.

Tienes que tener muy en cuenta que no todas las operaciones que abras van a resultar positivas. Y tienes que tener aun más en cuenta que tendrás que sacrificar algunos beneficios para optar a los más grandes.

Pero en Break Even aun no es momento de añadir más posiciones. Primero te has asegurado que ya no vas a perder. Es cuando esas ganancias avanzan cuando tendrás que hacer 2 movimientos:

Primer movimiento.- Añadir un lote a la posición abierta (también con su stop, si o si. Es esencial para no dilapidar las ganancias acumuladas). Con la apertura de esta nueva posición lo que estás haciendo es aumentar tus posibles ganancias en caso de que la cotización siga avanzando a tu favor. (Si no lo hiciese saltaría el stop de esa posición añadida y seguirías gestionando la primera). NO puedes lamentarte si sucede esto, no te puedes venir abajo ante las pérdidas (es muy difícil superar este estado). Cuanto antes asimiles que no podrás erradicarlas más tranquilo te sentirás y más a gusto operarás. Ten en cuenta que tendrás operaciones en las que te saltará el stop (tendrás pequeñas pérdidas), otras en las que ganarás poco y otras en las que ganarás mucho.

Comprende que con el stop y añadiendo lotes, estás limitando las pérdidas y potenciando e ilimitando las ganancias. Esto te dará mucho poder y tu cuenta poco a poco se multiplicará. Todo está en la gestión de la posición por medio del stop tras la elección de la entrada y del número de lotes con que la abrirás.

 Segundo movimiento.-  Ir subiendo el stop de la primera entrada (ahora en Break Even) a medida que vayan incrementándose las ganancias.

Llegará un momento en que el stoploss de la primera y segunda entrada converjan, desde ahí cada vez que se vuelvan a subir dicha subida se aplicará a los dos por igual.

Llegará también un momento en que tengamos los suficientes beneficios para añadir otra nueva posición. Esto será cuando su acumulación te deje arriesgar de nuevo una pequeña parte de los nuevos beneficios obtenidos en conjunto con las 2 operaciones abiertas previamente.

Y así sucesivamente. Para optar a tener ganancias espectaculares siempre tendrás que arriesgar un porcentaje de las ganancias. Esto quiere decir que no serás tu el que salga del mercado (aunque con el tiempo puedes desarrollar el instinto para salir de manera muy precisa en el lugar adecuado, pero esto es obra de muchos años de experiencia. Mientras tanto limítate a dejar que sea el mercado el que te expulse porque sino te arrepentirás de haber cerrado antes de tiempo y de dejar de ganar una buena suma adicional de dinero).

Se trata por tanto, de arriesgar una pequeña porción de beneficios para poder conseguir una suma más grande.

Nunca te arrepientas, si la posición retrocede desde un punto más alto, de haber podido ganar más si hubieses cerrado antes. Si piensas así volverás a las andadas, volverás a retroceder en tu aprendizaje y no serás capaz de acumular grandes beneficios.

Asúmelo, digiere que algunas veces no saldrá como esperas pero cuando salga…