Aclaración del artículo: “El proceso de aprendizaje más duro para el trader

Respecto al artículo, publicado anteriormente: “El proceso de aprendizaje más duro para el trader” decir que la tabla que aparece en el mismo es meramente informativa, para nada se ajusta a la realidad.

Hay que entender que cada trader tiene un capital total distinto disponible para operar y que dicho capital, debido a que operamos en productos apalancados, debe estar muy bien gestionado.

Y esa gestión, partiendo de x capital, pasa por adecuarlo al porcentaje que estamos dispuestos a perder por operación.

Hay a quién le parece poco un 2% y hay a quien le parece bien un 10%. (Personalmente no arriesgo más del 0,5% del capital total por operación). Este 0,5% se va incrementando a medida que voy añadiendo más posiciones a la inicial (procuro que la suma no supere el 2% del capital total, aunque depende). Y, por descontado, cada vez que añado es sobre beneficios y elevando el stoploss en base a la apertura de la nueva posición para que en caso de que la operación se de la vuelta salga sin pérdidas ni ganancias.

Antiguamente calculaba el número de lotes por medio de una tabla que tenía configurada utilizando la Fixed Ratio.
Para el que no sepa del que va el tema dejo 3 enlaces para profundizar al respecto:

Fixed Ratio trata de incrementar el número de lotes a medida que aumenta el capital y de disminuirlos a medida que este mengua.

La tabla que usaba la reflejo en “El libro del Trading” (puede descargarse gratuitamente en versión PDF), en la sección de “gestión del dinero”,  pero luego la cambié por un cálculo mucho más simple y rápido para mí.

Por lo tanto, la tabla reflejada en el anterior artículo es meramente informativa y para nada se ajusta el capital al número de lotes. Por lo tanto, para no llevar a engaño vuelvo a incidir:

  • Primeramente observo a los mercados, sus diferentes activos, en particular: el oro, petróleo, Dow Jones y las principales divisas. Pero básicamente me centro en Forex y en los movimientos que puedan hacer los bancos centrales. Ya se sabe lo que influyen sus decisiones a largo plazo en las divisas. Fuera de esto soy absolutamente chartista.
  • Una vez veo la ocasión observo mi capital total. Calculo el 0,5% del mismo aunque tengo que reconocer que en la mayoría de las ocasiones entro con menos porcentaje incluso.
  • Abro la posición y si añado suelo hacerlo muy pronto y siempre sobre beneficios. O sea que esa prontitud depende de la rapidez con que la posición avance a mi favor entre otras cosas ya de carácter mental. Cada operación es un capítulo a parte, ninguna es igual que la anterior ni espero que lo sea.
  • Me gusta ver la situación del mercado en escala semanal pero no siempre entro en este Time Frame. Vuelve a depender de varios factores: que esté convencido del movimiento y entonces abra la operación en un Time Frame menor para poder añadir más lotes respetando una distancia de stop adecuada respecto al punto de entrada. O que simplemente lo abra en ese espacio temporal semanal porque la entrada me permita situar el stoploss lo suficientemente alejado sin tener que bajar a otra temporalidad.
  • Luego, cuando se lo que voy a perder en caso de que la posición vaya mal me desentiendo. La cotización va a ir por uno u otro camino. Si estoy en lo cierto gano y sino pierdo por lo que limito las pérdidas pero nunca las ganancias.
  • No he sido capaz de hacer crecer mi cuenta arriesgando más de un 0,5% por operación. Igual es porque mi porcentaje de operaciones negativas es elevado. Aunque dudo de ello ya que hay traders con un porcentaje de acierto de incluso el 90% que no son consistentes. Yo en cambio si, por lo que esto me ha llevado a pensar que el % de acierto no es importante desde el punto en el que la mayor parte de tus ganancias vienen de únicamente unas pocas operaciones.
    Por lo tanto, de ese porcentaje de acierto, los traders no deberían únicamente tener en cuenta las operaciones que acaban en rojo sino también aquellas en las que han ganado muy poco y por lo tanto no son transcendentes para la cuenta.
    El buen trading no se mide por tanto en % de acierto ya que puedes tener 89 operaciones de 90 (si tienes un 90% de acierto) en las que ganes 10 € en cada una. Pero al trader le satisface ver en su historial un gran número de operaciones en verde cerradas consecutivamente. Es ley humana querer ganar en todos los envites, y esto nos pierde. En el trading entonces lo que cuenta no es el número de operaciones positivas o negativas sino la cantidad que eres capaz de ganar cuando ganas y la cantidad que eres capaz de perder cuando pierdes.
  • No se cuando voy a cerrar una operación. Puedo calcular lo que voy a perder si sale mal pero nunca lo que voy a ganar si sale bien.
  • Se que cuanto más capital tienes en la cuenta menos recorrido necesitas para sacar el mismo capital manteniendo el mismo riesgo.
  • Se también que si no se dejan correr las ganancias la cuenta siempre está en equilibrio (cuando respetas el stop y tu “apuesta” es mínima).
  • Se también que cuando te mantienes en equilibrio y rompes la disciplina por creer que “ahora si” esta es la buena operación y voy a arriesgar más, generalmente la cosa acaba mal y vuelves a estados negativos en los que la cuenta decrece. Es una espiral bajista la que se forma en tu contra cuando rompes la disciplina. Esto ocurre generalmente por impaciencia o por querer ganar más en menos tiempo.
  • Por lo tanto, puedo saber donde están mis pérdidas pero nunca mis ganancias. El mercado cambia tan rápido de parecer que ni él mismo sabe por donde se va a encaminar.
  • Entonces resumo: observo – identifico – calculo % de riesgo para capital total – entro en el TF adecuado manteniendo siempre la mirada en la escala semanal –  stop alejado (no hay un % fijo para situarlo, todo depende de la situación del momento) – me desentiendo de la operación (esto tiene un sentido para mi: cuanto más la observo ir a mi favor más ganas me entran de cerrar para materializar, por lo tanto me desentiendo de ella) – cierro cuando lo estimo conveniente ( la situación nunca es la misma para cada operación, es otra variable que no se puede determinar).
  • Por consiguiente, una vez gestionas las pérdidas y el tamaño de tu apuesta todo depende de tu pericia como trader.

GESTIONAR – MANTENER – CIERRE POR STOP O POR DECISIÓN DEL TRADER