¿Acciones? para quien las quiera

Hace ya bastante que operar en acciones pasó a la gloria por mi parte. ¡Que descanso la verdad!

Cada uno habla de algo según su experiencia con ese “algo”, según como le ha ido en ello. Al principio podía pensar que mi distanciamiento con las acciones bursátiles había sido por los malos tragos pasados, pero ahora desde la distancia, desde la comparativa con otros activos o mercados veo claramente la gran decisión tomada en su día de no volver a operar con acciones al contado.

Prácticamente ni las sigo, ni las nacionales ni las internacionales. Me parece un desgaste tremendo.

Siempre oyes alguna noticia de algún que otro valor cuando ojeas la prensa económica por Internet y la verdad es que lo primero que se me viene a la cabeza es: ¡Qué gran alivio!

Qué tantos rompederos de cabeza sin tener por qué.
Altamente manipulables y sujetas a múltiples variables imprevisibles. Si, el mercado de acciones, el mejor lugar para perder tu dinero o para sacar una ridícula rentabilidad.

Gracias que existe Forex sino hace tiempo me habría retirado de la especulación.

Demasiado esfuerzo para tan poco fruto. Sin embargo, la inmensa mayoría de la gente que se acerca a los mercados en España opera sólo en acciones de bolsa, incluso los más atrevidos en las internacionales. ¡Que ganas de perder el tiempo y el dinero! Con lo predecibles que son las divisas, con el poquito dinero que hace falta para operarlas y sacar mayor rendimiento, con lo facilonas que son comparándolas con las acciones….

Las acciones para quién las quiera. Si alguna vez opero en el mercado bursátil es únicamente a través de sus índices mundiales más representativos.