El mercado es mucho más paciente que tu. Justo en el mismo instante que, cansado de esperar, cierres la operación, la cotización comenzará a avanzar a tu favor.