El correcto equilibrio en el trading surge cuando se es capaz de potenciar las fortalezas y mitigar las debilidades.