Categorías
Trading

Buscando el bosque tras los árboles

La filosofía que a día de hoy tengo sobre trading es la de que este me procure, no ya el máximo capital posible sino la máxima libertad.
[…]

La filosofía que a día de hoy tengo sobre trading es la de que este me procure, no ya el máximo capital posible sino la máxima libertad.

Y esta está reñida, primero con la operativa intradía (llámese abrir y cerrar operaciones en el mismo día), y segundo, con el seguimiento de datos y noticias también en período intradiario.

Es más, esta práctica de seguir el mercado al minuto, por otra parte muy adictiva, suele ser más contraproducente que beneficiosa ya que te invita a entrar y salir de manera contínua.

Por lo tanto, ya hace que he dejado de lado el operar intradiariamente y esta acción me ha llevado consecuentemente a abandonar también la manía de seguir el mercado al minuto en todos los ámbitos.

Entonces, una vez elegidas las fuentes que estimo convenientes, y siempre primando aquellas que hacen un resumen diario de la situación, me limito a consultarlas una vez al día, bien a últimas horas de la tarde, bien a primeras horas de la mañana.

Esto tiene 3 buenos efectos:

  • Te alejas del nerviosismo del intradia
  • Obtienes una visión más generalista de lo que ocurre en el mercado, ya filtrado por cada una de esas fuentes.
  • Consigues una visión generalista y personal (tu propio punto de vista) sobre la verdadera situación del mercado una vez tienes la información de todas las fuente leídas en tu mente.

Esto conlleva el tener más tasa de acierto a la hora de encontrar tendencias primarias, que al fin y al cabo, son las que generan cientos de puntos mientras tu estás ausente del mercado una vez abres una operación.

Por Pena de la Ghetto

Trader independiente